La líder de los socialistas europeos ve la democracia en juego en las elecciones de Brasil

·2  min de lectura

Sao Paulo, 26 ago (EFE).- La presidenta del grupo socialdemócrata en el Parlamento Europeo, Iratxe García, afirmó este viernes que Brasil se juega en las elecciones del próximo octubre la posibilidad de acabar con el proceso de "deterioro de la democracia" que achaca al presidente Jair Bolsonaro.

"Brasil se juega mucho, pero no solo Brasil, toda la región y todo el mundo. De alguna manera, Brasil representa ahora cómo se han podido deteriorar las democracias con gobiernos populistas como el de Bolsonaro", dijo a Efe García, quien encabeza una delegación de eurodiputados socialistas que comenzó hoy una gira por Brasil, Chile y Argentina.

La eurodiputada española dijo que los socialistas europeos no quieren "un Trump tropical" y consideró que Bolsonaro representa "todo lo contrario" a su principal rival, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien lidera las encuestas de intención de voto de cara a las elecciones del 2 de octubre.

Lula, según García, impulsó la reducción de la pobreza, avanzó en justicia social y en cuestiones medioambientales y ahora su posible regreso al poder supone "una ventana de esperanza".

La delegación de eurodiputados comenzó su gira este viernes en Sao Paulo con encuentros con representantes de movimientos sociales y tiene previsto reunirse el lunes con Lula, quien invitó a los socialistas como respuesta a su viaje a Bruselas el pasado noviembre.

En Chile, entre el martes y miércoles, los socialistas europeos tienen previsto mantener reuniones con ministros, legisladores y miembros de la Convención Constitucional, en vísperas del referéndum del 4 de septiembre en el que se someterá a votación el proyecto de carta magna.

García consideró que la constituyente ha sido "un proceso muy importante para abrir el debate sobre las reformas que Chile necesita".

En la última parada de su gira, el 1 y 2 de septiembre, los eurodiputados mantendrán encuentros con autoridades y movimientos sociales de Argentina, concluyendo con una reunión con el presidente Alberto Fernández.

La eurodiputada dijo que, aunque no es el objetivo de su misión, pretenden hablar en sus reuniones sobre el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, firmado en 2019, pero que está pendiente de ratificación.

Según García, pretenden estudiar la posibilidad de "incorporar cambios que mejoren" el acuerdo y que sean beneficiosos para ambas partes, "sin pretender reabrir" las negociaciones.

El pasado lunes, el expresidente Lula dijo que el acuerdo "no es válido" y defendió una nueva negociación, para que el pacto permita la "reindustrialización" de Brasil y Argentina.

(c) Agencia EFE