El líder del Senado boliviano dice que las órdenes de arresto son un acto de "justicia"

Agencia EFE
·3  min de lectura

La Paz, 12 mar (EFE).- El presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, el oficialista Andrónico Rodríguez, manifestó este viernes que las órdenes de arresto contra la expresidenta interina Jeanine Áñez y varios de sus exministros son un acto de "justicia" y que no se trata de "persecución" como denuncia la oposición boliviana.

"No es persecución, es justicia", expresó Rodríguez a través de sus redes sociales, según un comunicado del Senado.

Rodríguez sostuvo que "lo que hubo en 2019" tras las fallidas elecciones en Bolivia fue un "golpe de Estado" y un "golpe a la democracia".

Además recordó a la oposición boliviana que hasta ahora no se pudo demostrar de forma "fidedigna y contundente las pruebas" de un supuesto fraude electoral en los comicios de 2019 que se anularon.

Rodríguez indicó que ese discurso fue "rebatido" con los resultados de las pasadas elecciones en 2020 en el que ganó el actual presidente Luis Arce "con más del 55 % de votos".

De la misma forma, Segundina Flores, la líder de las Bartolinas, un colectivo de mujeres indígenas que es parte del oficialista MAS, pidió que también se aprehendan a los expresidentes Carlos Mesa, Jorge Quiroga, como también al exdefensor del Pueblo, Waldo Albarracín.

En tanto la oposición boliviana ha calificado de persecución política del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del mandatario boliviano, sobre las órdenes de aprehensión contra las exautoridades interinas.

Comunidad Ciudadana, la principal fuerza opositora en el Parlamento, señaló que los autores del supuesto fraude electoral en 2019 "se amnistían y pretenden ser víctimas" y denunció que se comenzó "un proceso brutal y arbitrario de persecución política".

También sostuvo que estas acciones son un "atentado contra la libertad y que es una ofensa a los millones de bolivianos" que lucharon por la democracia.

Asimismo el expresidente Jorge Quiroga, Carlos Mesa, el virtual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, entre otros repudiaron las órdenes de arresto.

Este viernes activaron las órdenes de aprehensión en contra de Áñez, y los exministros de Gobierno, Arturo Murillo; de Presidencia, Yerko Núñez, de Defensa, Fernando López; de Energías, Álvaro Guzmán y de Justicia, Álvaro Coímbra, estos dos últimos fueron arrestados en la ciudad de Trinidad y se espera que en las próximas horas sean trasladados a La Paz.

Agentes de la Policía y Fiscalía permanecen a las afueras de la residencia de Áñez en la ciudad de Trinidad, en el departamento amazónico de Beni, para proceder a la detención.

Los exministros interinos son acusados de los supuestos delitos de "sedición y terrorismo" relacionados con la crisis de 2019 que derivó en la renuncia del expresidente Evo Morales.

Este pasado jueves, la Fiscalía también emitió órdenes de aprehensión contra el excomandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia Williams Kaliman y otros ex jefes militares, además de el excomandante de la Policía Yuri Calderón, según confirmó a Efe el abogado denunciante Jorge Víctor Nina.

"Hay una orden de aprehensión" y la Policía "es la encargada de ejecutar", aseveró el jurista que representa a la exlegisladora del Movimiento al Socialismo (MAS) Lidia Patty, que presentó la denuncia por "golpe de Estado" en noviembre del año pasado por las acusaciones de terrorismo y sedición.

(c) Agencia EFE