Líder opositor paraguayo irá a juicio en causa por la que estuvo encarcelado

·2  min de lectura

Asunción, 7 jul (EFE).-Efraín Alegre, presidente del Partido Liberal, el mayor de la oposición en Paraguay, irá a juicio oral y público por presunta falsificación de facturas durante la campaña electoral de 2018, según dispuso este miércoles la jueza Cynthia Lovera, en un caso por el que el líder político ya cumplió prisión preventiva.

Alegre, que declaró este miércoles de forma virtual en audiencia preliminar, defendió su inocencia e insistió en que su proceso judicial es "una tremenda payasada" organizada por el expresidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018), del gobernante Partido Colorado, y "unos cuantos sinvergüenzas que manejan el Poder Judicial".

Agregó, en la oficina de sus abogados, que el proceso se está orquestando con "datos falsos" y con fechas que no se corresponden con las facturas.

"Este es un proceso que nunca tuvo que haber empezado (...). Yo estoy procesado con una fecha, con un hecho, el hecho se produjo, según el mamarracho del fiscal (Édgar Sánchez), utilizando una factura del futuro", expresó durante su declaración.

Alegre también acusó a la Justicia de estar al servicio de Cartes para "sacar ventajas políticas y no de transparencia"

"Lamento mucho que no sean ustedes los procesados, tal vez lo puedan estar en poco tiempo, pero seguimos firmes y esta es la verdad, no la que ustedes pretenden mostrar, montar con datos falsos, con fechas", alegó el político.

La Fiscalía solicitó, a comienzos de junio, el juicio oral para Alegre por presunta producción de documentos no auténticos, entre otros cargos.

Este proceso ya tuvo, meses atrás, al político en prisión preventiva y, este miércoles, durante su declaración, Alegre aludió a ese hecho.

"Si tengo que ir preso, jueza, proceda. Estaremos nuevamente donde usted indique, en Tacumbú (la mayor cárcel del país), en donde usted diga", expuso durante la audiencia, que fue divulgada por su formación.

El caso se remonta a mediados del año pasado tras la denuncia del dueño de una gasolinera del departamento de Alto Paraná (este) por presunto falseamiento de facturas para abultar los gastos de los liberales de esa zona en la campaña electoral de 2018, en la que Alegre fue el candidato presidencial por su formación.

La acusación a Alegre incluye un hecho punible de producción mediata de documentos públicos de contenido falso y uso de documentos públicos de contenido falso.

La denuncia del dueño de esa gasolinera derivó el pasado año en la imputación de la Fiscalía a Alegre, que en aquellas elecciones generales perdió ante el actual presidente del país, el colorado Mario Abdo Benítez.

Sus abogados sostuvieron que el proceso carecía de base ya que Alegre era uno de los candidatos en esa campaña y, por tanto, no podía ejercer como administrador de gastos, de acuerdo a la ley electoral.

Tras la imputación, le fueron impuestas medidas alternativas a la prisión preventiva que Alegre se negó a cumplir e ingresó en una cárcel policial en Asunción hasta que, 20 días después, la jueza revocó la medidas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.