El líder opositor Leopoldo López no ha sido enjuiciado nunca por asesinato

Agencia EFE
·6  min de lectura

Caracas, 29 oct (EFE).- El líder opositor venezolano Leopoldo López fue juzgado por instigación pública en las masivas manifestaciones de febrero de 2014, pero no por asesinato u homicidio, como sugieren tras su llegada a España publicaciones en redes sociales que le hacen responsable de más de 40 muertes.

A raíz de su llegada a Madrid el pasado domingo tras salir secretamente de su país, ha empezado a circular en Facebook una imagen del líder opositor venezolano junto a un texto en el que se le atribuyen 43 asesinatos y 873 heridos.

En la composición visual se ve al venezolano sonriente y con el gesto de mostrar el pulgar apuntando hacia arriba bajo el titular irónico "Leopoldo López y su currículum 'democrático' en Venezuela".

Más abajo, se desglosan los "43 asesinatos" de la siguiente forma: "De los fallecidos, 33 eran civiles, 10 policías o militares, 23 civiles muertos por arma de fuego, 11 en barricadas, 1 por arma blanca, 2 por arrollamiento y 6 en otras circunstancias".

Este contenido ha sido compartido en España a partir de una cuenta que lo publicó el lunes sin mensaje alguno y una segunda publicación en Facebook que difundió la imagen horas después con un texto en el que se refiere a López como "inmigrante ilegal, peligroso criminal y golpista fugado de la justicia", antes de afirmar: "Protagonizó las manifestaciones donde hubo más de 40 muertos y centenares de heridos" y "estuvo solo 3 años en la cárcel".

Entre las decenas de comentarios de otros usuarios de la red a la primera de estas dos publicaciones destacan acusaciones de "golpista" o "asesino" dirigidas al líder opositor venezolano, junto a opiniones como "él puede entrar en España sin problemas siendo un asesino, pero los que se juegan la vida, padre, madre y hijos cruzando el mar no; queda claro que el dinero es lo que importa".

El fotomontaje tuvo difusión también hace años en Twitter con mensajes que aludían igualmente de modo irónico al "currículum 'democrático'" de Leopoldo López en Venezuela.

DATOS: En realidad, el líder opositor nunca ha sido condenado ni juzgado por homicidio o asesinato, sino por delitos como instigación pública o asociación para delinquir, en el marco de las protestas sociales de 2014 en Caracas.

NINGUNA ACUSACIÓN JUDICIAL RELACIONADA CON MUERTES

A través de una búsqueda inversa en internet se evidencia que este mismo material ya había sido usado en mayo de 2016 por varios blogs venezolanos, entre ellos el del Centro de Noticias Alternativas, que ilustró con ella su artículo "La otra cara del caso Leopoldo López - Cuando el golpismo viene de familia".

Una revisión en Twitter de los datos contenidos en la imagen viralizada en redes permitió hallar versiones fechadas entre 2015 y 2018 con un diseño diferente y acompañadas de otras imágenes con las que los autores ilustran la supuesta actividad delictiva de López en el marco de las revueltas.

En aquel diseño no se hablaba de "asesinatos". Junto a una imagen del líder opositor ante un micrófono, se podía leer el siguiente encabezamiento: "Leopoldo López. Logros de la convocatoria del año pasado: 43 fallecidos, 873 lesionados".

Esa misma versión fue la utilizada en septiembre de 2015 por el conductor del programa "La Hojilla" de la estatal Venezolana de Televisión, Mario Silva, quien difundió entonces ese contenido junto al mensaje: "Vámonos duro con todo TROPA al combate por Chávez y la revolución. Por nuestros mártires!! #LeopoldoEsCulpable".

También otros usuarios publicaron ese mismo año la composición junto a mensajes como "Fueron 43 muertos por tu famosa Salida, Leopoldo, y 13 años es poco para el daño que hiciste. #LeopoldoAsesinoYTerrorista".

INSTIGACIÓN A LA VIOLENCIA

Frente a lo que afirman estos mensajes, Leopoldo López nunca fue acusado ante la justicia de asesinato, homicidio o cualquier otro delito que le hiciera responsable de muerte alguna. La última decisión judicial sobre el líder opositor, tras las manifestaciones de 2014, fue una condena a casi 14 años por instigación pública y otros delitos.

En el año 2000, Leopoldo López fue elegido alcalde de Chacao -zona del área metropolitana de Caracas- y reelegido en 2004, cargo que ostentó hasta que, en agosto de 2008, fue inhabilitado por 6 años para optar a cualquier cargo público hasta el año 2014.

Aquella decisión respondió a dos casos de supuesto mal uso de recursos públicos: uno en 1996, cuando trabajaba en la petrolera estatal PDVSA, y otro en la Alcaldía de Chacao en 2004.El político llevó su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al considerarlo injusto, y obtuvo un fallo favorable en septiembre de 2011.

Sin embargo, un mes después, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela declaró "no ejecutable" el fallo y mantuvo la inhabilitación, aunque quedó abierta la posibilidad de que pudiera concurrir a elecciones.En febrero de 2013, López fue también acusado formalmente por la Fiscalía venezolana de tráfico de influencias.

En mayo de ese mismo año, fue nuevamente imputado, esta vez por su presunta responsabilidad en el desvío de una partida presupuestaria en 2002, cuando era alcalde de Chacao.Leopoldo López fue uno de los convocantes de las manifestaciones sociales de febrero de 2014 en Caracas, que se saldaron con 3 muertos y varias decenas de heridos, por lo que se dictó orden de captura en su contra por el delito de instigación a la violencia.

Tras conocer la decisión judicial, se entregó a la Policía ese mismo mes y fue encarcelado en la prisión militar de Ramo Verde de manera preventiva.

El 10 de septiembre de 2015 fue condenado a 13 años, 9 meses y 7 días de cárcel por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio (durante las manifestaciones).

DEL ARRESTO DOMICILIARIO EN CARACAS AL "EXILIO" EN MADRID

En agosto de 2017 salió de prisión porque se le concedió arresto domiciliario, situación en la que permaneció hasta el 30 de abril de 2019, cuando se hospedó en la residencia del embajador de España en Caracas.

El pasado sábado abandonó la residencia del embajador español en la capital venezolana y salió de su país de manera "clandestina" a través de la frontera con Colombia, desde donde viajó a España. Llegó a Madrid el domingo.

López había permanecido en la residencia del embajador español desde que abandonó el arresto domiciliario para unirse a un conato de levantamiento militar dirigido por el opositor Juan Guaidó, a quien unos 50 países reconocen como presidente encargado de Venezuela.

En una rueda de prensa en Madrid este martes, López agradeció a Dios y al Gobierno español haber podido salir de su país y se refirió a Guaidó como "presidente legítimo de Venezuela".

También afirmó que nunca quiso dejar su país y que su intención es "regresar para liberar a Venezuela", aunque, mientras tanto, trabajaría desde "el exilio" para luchar por la libertad, "aliviar la crisis alimentaria y buscar justicia para los asesinatos" cometidos por el "régimen" de Nicolás Maduro.

(c) Agencia EFE