Líder independentista catalán Puigdemont regresó a Bruselas tras breve arresto en Italia

·3  min de lectura

El líder independentista catalán Carles Puigdemont, regresó a Bruselas este lunes y se mostró "muy contento" y con "plena confianza" ante la justicia luego de su breve detención en la isla italiana de Cerdeña este fin de semana.

Puigdemont, que fue liberado el viernes por la noche, fue presidente del gobierno regional de Cataluña durante la declaración fallida de independencia de 2017.

Su abogado Gonzalo Boye había informado antes a la AFP que Puigdemont "está en Bruselas y regresará a Cerdeña el domingo" para asistir el lunes a una audiencia judicial sobre su extradición reclamada por España.

Instalado en Bélgica, adonde huyó después de la efímera declaración de independencia que lideró, Puigdemont fue detenido el jueves por la noche a su llegada al aeropuerto de Alguer.

Allí tenía previsto participar en un evento cultural en esta isla italiana que mantuvo una fuerte impronta catalana desde los tiempos en que perteneció a la Corona de Aragón.

Eurodiputado desde 2019, Puigdemont tiene que comparecer ante la justicia italiana el 4 de octubre en una audiencia que girará en torno a su pedido de extradición formulado por España. Pero mientras tanto, fue autorizado a abandonar libremente la isla y el país.

Él mismo había anunciado el sábado que pretendía volver el lunes a Bruselas para participar en una reunión de la comisión de comercio exterior del Parlamento Europeo, de la que es miembro.

La jueza "me ha citado a declarar el día 4", e "iré y será ella la que tenga que tomar la decisión, y estamos preparados para afrontar esta audiencia", dijo Puigdemont tras llegar a Bruselas.

"Nosotros siempre hemos ido con plena confianza y con los deberes hechos", agregó.

Añadió que está "muy contento de estos días también que hemos pasado en Alguer, ha sido muy interesante, muy productivo, desde todos los puntos de vista, y he podido reencontrar a muchísima gente".

El líder independentista, de 58 años, está reclamado en España por sedición y malversación de fondos relacionados con el proceso fallido de independencia de 2017.

Esta es la tercera vez que Puigdemont es detenido desde que huyó de España, la primera en Bruselas, a su llegada, y la segunda en Alemania, en marzo de 2018, donde los tribunales tardaron casi cuatro meses en devolverle la libertad total.

El expresidente regional gozó durante un tiempo de inmunidad tras ser elegido eurodiputado, pero le fue levantada por las instancias europeas este año. Una decisión confirmada después por el Tribunal General de la Unión Europea.

Sobre él pesa una orden de detención europea emitida por España en 2019, que, según los abogados de Puigdemont, estaba suspendida a la espera de una decisión del Parlamento Europeo sobre un recurso en torno a la inmunidad del exdirigente catalán.

Tras el levantamiento de su inmunidad de eurodiputado Puigdemont viajó a Francia y allí no fue detenido. Desde 2017, la justicia belga ha rechazado extraditarlo.

La tentativa de secesión en Cataluña en 2017 ha sido una de las peores crisis vividas por España desde el fin de la dictadura franquista en 1975.

Pese a la prohibición de la justicia, el gobierno regional organizó un referéndum de autodeterminación seguido, semanas después de una fallida declaración de independencia.

El gobierno español destituyó entonces a Puigdemont, puso la región bajo tutela y detuvo a los principales dirigentes del movimiento independentista que no huyeron al exterior como lo hicieron Puigdemont y otros líderes.

bur-mg/mad/eg/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.