Líder indígena ecuatoriano abre camino de solución a crisis

·8  min de lectura

QUITO (AP) — El máximo dirigente indígena ecuatoriano Leonidas Iza abrió una puerta para que se avance en una salida a las protestas en Ecuador: que el gobierno del presidente Guillermo Lasso les planteé qué puntos de sus 10 demandas puede resolver de manera inicial y cuáles pueden discutirse hacia adelante.

En entrevista exclusiva con The Associated Press, Iza dijo que antes de tener más diálogos con las autoridades se deben generar “condiciones mínimas”, las cuales pasan por escuchar lo que el gobierno podría comprometerse a resolver. También acusó a infiltrados y a pandillas de la violencia y los desmanes registrados en las protestas que se han extendido durante toda la semana.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), que dirige Iza, encabeza desde el lunes un paro nacional que principalmente ha afectado a la región centro-norte del país. Los manifestantes demandan la reducción del precio de la gasolina desde 2,55 dólares el galón a 2.10 dólares, además que se fije por decreto los precios de productos agrícolas, entre otras demandas.

Lasso aseguró la noche del jueves que en cuatro días de movilizaciones su gobierno ha actuado con “prudencia” a pesar del vandalismo y afirmó que está dispuesto a dialogar. Sin embargo, agregó que su administración también está lista “para impedir que las movilizaciones se vuelvan más violentas” y a hacer uso de la fuerza.

A continuación, la transcripción de la entrevista con Leonidas Iza, quien también es miembro del grupo de gobernanza de la Iniciativa Cuencas Sagradas del Amazonas.

-- Para una eventual negociación se requiere que las dos partes hagan concesiones. ¿Está dispuesto a ceder, en qué?

Para tener resultados, tiene que haber condiciones mínimas y esas condiciones mínimas no se han generado en un año, diálogo, entrega de propuestas y en este momento el único que ha sido beneficiado políticamente ha sido el gobierno nacional, de todos esos diálogos, ahora hay que equilibrar esa situación, luego del diálogo tener una respuesta y esa respuesta está en manos del presidente.

Si volvemos a un diálogo sin resultados, sin frutos y a establecer mesas técnicas, lógicamente es un diálogo para tener debilitada a la propuesta del movimiento indígena.

— ¿Usted no va a hacer concesiones?

De los 10 puntos hay que mirar cuáles son los más inmediatos, eso necesitamos que el presidente los diga, es avanzar en las propuestas que han sido presentadas en la mesa.

— ¿Las movilizaciones se mantendrán por tiempo indefinido pese a que la paralización está afectando a personas humildes, emprendedores y grandes empresarios, con las consecuentes pérdidas económicas en todos los niveles?

El paro es consecuencia de que el gobierno no haya escuchado, entonces solo miramos el efecto, no miramos el origen de dónde provino. Los agricultores están en las calles porque no puede comprar más insumos agrícolas, porque ese agricultor no puede vender más sus productos porque los precios están en el piso. No toda la gente va a estar de acuerdo con la movilización, pero poner como referencia general estamos siendo parcializados. Hay una necesidad urgente de la mayoría de la población que debido a que no se ha resuelto estos temas sensibles ha recurrido a esta reacción de la protesta en las calles.

— ¿Esta paralización llevará al derrocamiento del gobierno?

No está planteado en este momento, pero si el presidente no escucha seguramente se van a ir generando condiciones que no se controla en este caso la vocería, sino la reacción en las calles que en muchos casos no corresponden a procesos organizativos nuestros, sino la espontaneidad de la sociedad. Por tanto ratificamos las 10 demandas presentadas al gobierno nacional hace un año. Ahora hemos dialogado un año, nuevos problemas y pasará lo mismo, pasará de mesa en mesa y las condiciones irrisorias de la gente son las que ha elevado la indignación y nos ha permitido salir a las calles.

— Usted ha dicho que las protestas serán pacíficas, pero la gente se ha quejado de que los manifestantes agreden a las personas, autos, comercios e incluso que hay saqueos. ¿Usted llamaría a evitar este tipo de situaciones?

Hay una infiltración, un seguimiento permanente, incluso son los (manifestantes) que más están pidiendo cerrar las calles, son los que más están provocando para que la gente reaccione, y son infiltrados desde el gobierno, es un factor determinante este momento y creemos que la estrategia del gobierno es trasladar, a través de las infiltraciones, la responsabilidad a los manifestantes.

Un segundo factor, que identificamos, hay un grupo de pandillas, que prácticamente no son de organizaciones que corresponden a nuestros territorios, sino pandillas localizadas en la urbanidad. Ayer me agredieron.

Toda la vía tiene que estar habilitada para que transiten médicos, enfermeras, todo lo que es emergencias salud, abastecimiento, así no tengan identificación. Es uno de los temas que hemos logrado organizar en cada comunidad que tenga la posibilidad de controlar a su propia gente, que no permitan infiltración, tampoco dejen infiltrar a las pandillas.

Un tercer elemento importante es que en el momento en que los jóvenes participan y si no hay control de la misma comunidad, por acción de las pandillas o los infiltrados, provocan una reacción (en cadena). Por tanto hemos dicho que está muy bien la fuerza de la juventud, pero van a conducir en este caso los mayores para que puedan controlar estos escenarios. Hemos llamado, hemos enviado notificaciones a todos los compañeros que esta marcha no puede convertirse en vandalismo en violencia o enfrentamiento, sino que aparezca como agenda de lucha de resistencia por nuestros derechos.

— ¿Desdibuja la lucha las extorsiones de los campesinos a productores florícolas grandes o pequeños productores?

No tengo conocimiento de semejante cosa, si eso está sucediendo será fuera de nuestras estructuras organizativas, al menos ayer (jueves) con todos los presidentes de las organizaciones en la provincia hemos evaluado uno por uno en dónde se estaba dando.

— ¿Qué hay de cierto en lo que decía el gobierno de que obligan a la gente a salir a la calle?

Siempre hay esa mentira, esa especulación, pediría vayan a las organizaciones a las bases a verificar si la gente sale obligada, y es más, sobre un análisis económico que hacemos con la gente de por qué estamos en esta circunstancia, la gente de manera voluntaria nos ha exigido a los dirigentes que podamos encabezar esta lucha.

Puede pasar como en octubre del 2019 que prácticamente se rebasó las decisiones de los dirigentes a nivel nacional, lo que tocó hacer es conducir ese rechazo popular.

— Cuando lo entrevisté en 2019 durante la revuelta de octubre, usted mencionó que quería ser presidente de Ecuador. ¿Mantiene esa decisión? ¿Está cerca esa posibilidad? ¿Se presentará a las elecciones presidenciales?

Siempre he dicho que este escenario jamás ha sido para construir una referencia política, en este momento no estoy de candidato ni pretendo serlo. Luego de ser dirigente a nivel nacional, que me corresponde en estos tres años, vendrán los procesos políticos electorales en su debido momento, no sé si participaré no no participaré, pero en este momento nuestra demanda nuestra lucha nuestra acción como dirigente es sostener demandas y propuestas que se han puesto desde nuestras organizaciones de base.

— ¿Tiene algún plan en caso de que tras su juicio lo detengan y no pueda seguir al frente de las protestas o de la CONAIE?

Estoy consciente de que el gobierno nacional va a ordenar para que me sentencien, efectivamente ese es un escenario y hay las condiciones internas del consejo de gobierno (de la CONAIE), hay un estatuto establecido, por tanto regirá la normalidad legal y legítima que tiene la CONAIE.

— ¿Cuál es la salida a la crisis?

Lo único que tiene que hacer el gobierno es responder los puntos más sensibles, tiene que haber un equilibrio en las decisiones, no puede seguir favoreciendo a los grandes, porque dicen que los grandes dan el trabajo y nosotros hemos demostrado que el trabajo está en los pequeños, por tanto necesitamos ser tomados en cuenta.

— ¿Los 10 puntos o nada?

De los 10 puntos hay que priorizar, hay puntos que en este caso puedan conducirse con planificación e incluso con trabajo técnico, pero de las 10 propuestas necesitamos cuáles puntos son de (cumplimiento) inmediato bajo la voluntad del presidente y cuáles valoraría con una trabajo de seguimiento.

— ¿Para eso se necesita el diálogo?

El diálogo ya se ha dado, el 4 de octubre hemos hablado esto mismo, el 10 de noviembre hemos hablado esto mismo, de qué sirve otro diálogo que no tenga respuestas.

— ¿Cómo priorizar los puntos que usted señala?

Simplemente responder de manera pública lo que ya está propuesto, se acabó el asunto. No se necesita sentarse nuevamente para mentir, simplemente sobre lo que ya está explicado, como hemos dicho de manera pública el presidente puede decir en este punto avanzamos de esta manera y en este otro podemos avanzar de otra manera. Muy bien, sobre eso si se puede establecer mecanismos para que eso produzca un común acuerdo.

— ¿Cuáles serían esos puntos prioritarios?

Para nosotros está claro que son los 10 puntos, el gobierno sabrá en este caso distinguir de acuerdo al equipo de gobierno cuáles pueden resolver y cuáles pueden trabajar más adelante.

— ¿Hay algún acercamiento para resolver esta crisis?

No tenemos acercamiento, el gobierno nacional simplemente ha dicho vengan a dialogar, pero no dice con quién... al menos con nosotros no ha habido ninguna condición objetiva que haya ofrecido el gobierno nacional.

— ¿El lunes están ingresando a Quito?

Sí, en los siguientes días está planificado, está resuelto, efectivamente eso daremos a conocer en el momento que se esté dando en la ciudad de Quito.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.