Líder de Hizbulá dará un discurso el viernes por primera vez desde la escalada con Israel

Beirut, 29 oct (EFE).- El líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasán Nasrala, pronunciará un discurso el próximo viernes, el primero desde el inicio de la intensa escalada entre su formación e Israel hace tres semanas, y también desde el estallido de la guerra de Gaza.

La intervención tendrá lugar el viernes a las 15.00 hora local (13.00 GMT) durante una ceremonia para "honrar a los mártires que sacrificaron sus vidas en el camino hacia Jerusalén", anunció este domingo Hizbulá en un comunicado.

Desde la guerra librada contra Israel en 2006, el clérigo vive en una ubicación desconocida y hace años que no aparece en público, por lo que sus discursos suelen ser difundidos por televisiones afines y a través de pantallas gigantes durante actos organizados por la formación chií.

Las del viernes serán sus primeras palabras públicas desde el inicio de la guerra de Gaza el pasado 7 de octubre y desde que un día después comenzaran los ataques cruzados de Hizbulá con las fuerzas israelíes a través de la frontera de facto entre ambos países.

Los enfrentamientos en la divisoria se han recrudecido con el paso del tiempo hasta convertirse en un intercambio casi continuo de misiles y bombardeos, que dejan ya 47 muertos en las filas de la formación chií y casi 29.000 desplazados internos solo del lado libanés.

El silencio de Nasrala alentó los temores a que Hizbulá decida involucrarse de forma directa en la guerra de Gaza y a que el Líbano se convierta en un segundo frente de la misma, algo que el Gobierno libanés trata de evitar a toda costa con intensos contactos a nivel doméstico e internacional.

El movimiento armado ha rodeado sus planes de incertidumbre, aunque muchos expertos creen que una de sus principales líneas rojas sería el inicio de una gran ofensiva terrestre sobre la Franja de Gaza que suponga un peligro inminente para la supervivencia de Hamás.

Precisamente, hace dos días Israel anunció una ampliación de sus operaciones terrestres en el enclave.

(c) Agencia EFE