Líder entrante de la Cámara estatal dice que apoya el porte de de armas sin permiso

·5  min de lectura
Phil Sears/AP

El presidente entrante de la Cámara de Representantes de la Florida, Paul Renner, dijo a un partidario que su cámara impulsaría una política de “porte constitucional” para los propietarios de armas en la Florida en el próximo período de sesiones legislativas, según un video grabado subrepticiamente en un evento de recaudación de fondos el mes pasado y publicado en internet.

En el video, que fue filmado en un evento de recaudación de fondos del Partido Republicano para la Cámara de Representantes en Ocala el 17 de mayo, un hombre aparta a un lado a Renner y le pregunta si la ampliación del derecho de los floridanos a portar armas sin permiso sería una prioridad legislativa.

“Puedo decirle que lo haremos en la Cámara”, le dice Renner al hombre. “Tenemos que trabajar un poco en el Senado”.

En una entrevista el miércoles, Renner dijo que no sabía que lo estaban grabado o con quién estaba hablando en el evento de Ocala, pero confirmó la autenticidad del video. El republicano de Palm Coast reafirmó su apoyo a la legislación sobre el “porte constitucional”, pero dijo que no la consideraba una prioridad.

“La cuestión del porte constitucional es si el gobierno debe decir si se puede o no se puede llevar un arma fuera de casa cuando se cumplen los requisitos básicos para poder pasar una verificación de antecedentes”, dijo.

En abril, el gobernador Ron DeSantis prometió presentar un proyecto de ley que permitiera el porte sin permiso antes que termine su mandato. El apoyo de Renner, que lidera uno de los dos cuerpos legislativos de la Florida, significaría que la política tendría un impulso significativo en el próximo período de sesiones legislativas.

La ley de la Florida exige a los propietarios de armas de fuego que obtengan una licencia para llevarlas en la mayoría de los lugares públicos. El porte abierto de armas está prohibido en su mayor parte: Las licencias de la Florida solo permiten a los propietarios de armas llevarlas ocultas en su persona. Para obtener un permiso de porte oculto, el propietario de un arma de fuego tiene que asistir a una clase de capacitación que incluye disparar en vivo un arma cargada.

En otros estados, el “porte constitucional” ha permitido a los propietarios de armas llevarlas sin necesidad de un permiso y, por tanto, sin pasar por esa capacitación. Los partidarios de esta política la denominan “porte constitucional” porque argumentan que la garantía de la Segunda Enmienda del derecho a portar armas significa que los estadounidenses deberían poder portarlas sin la carga reglamentaria de obtener un permiso.

Renner no viene con una noción preconcebida de cómo sería la legislación de “portación constitucional” de la Florida , y busca equilibrar las libertades de la Segunda Enmienda con la necesidad de seguridad, dijo su portavoz, Andrés Malave.

A pesar del apoyo de Renner y DeSantis, la portación sin permiso puede enfrentar obstáculos en el Senado.

En 2021, una ley de este tipo murió porque no tenía patrocinador en el Senado.

La presidenta entrante del Senado, Kathleen Passidomo, republicana de Naples, dijo el miércoles en un mensaje de texto que los temas relacionados con las armas de fuego son de máxima importancia para sus colegas y electores, especialmente después de la masacre en Uvalde, Texas, y los tiroteos en la Florida en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland en 2018 que causó la muerte de 17 personas y en el club nocturno Pulse en Orlando en 2016 donde murieron 49.

Passidomo dijo que no ha hablado con Renner sobre el porte constitucional. En una entrevista de podcast de mayo, que se grabó antes de la reciente ola de tiroteos masivos en Estados Unidos, Passidomo dijo que había escuchado a los electores que apoyan la medida, y a los que se preocupan de que pueda afectar el turismo y la calidad de vida.

“Creo que es un tema tan divisivo, tan grande, y el término ‘portación constitucional’ significa ponerlo en la Constitución”, dijo Passidomo en la entrevista en “The Bob Harden Show”. “Si eso es lo que quieren, que los votantes decidan”.

Passidomo señaló el miércoles la llamada ley de bandera roja de la Florida es un buen equilibrio entre los derechos de la Segunda Enmienda y la protección de las comunidades y las escuelas. Esa ley permite a las fuerzas del orden solicitar una orden de protección contra riesgos si creen que alguien es un peligro para sí mismo o para los demás. Si un juez aprueba la orden, se retiran las armas de fuego del domicilio de la persona. El proceso permite a la persona que recibe la orden oponerse a ella en los tribunales.

Luis Valdés, director estatal de la Florida de Gun Owners of America, que publicó el clip de Renner en YouTube, dijo que planeaba impulsar una política de porte sin permiso en este período de sesiones legislativas. Valdés dijo que cree que Passidomo acabará por cambiar de opinión.

“En este momento está siendo un poco débil en el tema, pero creo que con un poco de educación política, ella impulsaría el proyecto de ley”, dijo Valdés en una entrevista el jueves.

Los legisladores demócratas, que han pedido un período especial de sesiones para abordar la violencia con armas de fuego, se oponen al porte sin permiso. La representante Fentrice Driskell, demócrata de Tampa, dijo que la estrategia de su partido será tratar de abogar por políticas que pudieran unir a los activistas de los derechos de las armas, así como a los que están a favor del control de armas.

“Los propietarios de armas están cansados de que la Segunda Enmienda sea cooptada por los extremistas”, dijo Driskell en una entrevista el miércoles.

Dijo que los demócratas apoyarían la legislación que amplía la ley estatal de bandera roja para permitir que los familiares de personas en peligro, y no solo las fuerzas del orden, soliciten que se le retiren las armas de fuego a alguien. Los demócratas también quieren que se realicen verificaciones de antecedentes universales para la compra de armas.

Hasta el miércoles, 52 de los 160 legisladores del estado habían votado a favor de convocar un período especial de sesiones sobre la reforma de las armas, todos ellos demócratas. Para que se convoque a un período especial de sesiones, los demócratas necesitarían el apoyo de tres quintas partes de los legisladores de ambas cámaras, lo que supondría una importante cooperación republicana. Eso es poco probable.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.