La líder de las Damas de Blanco es liberada tras su decimocuarto arresto dominical

·2  min de lectura

La Habana, 25 abr (EFE).- La líder del movimiento femenino opositor Damas de Blanco, Berta Soler, y su esposo, el también opositor Ángel Moya, fueron liberados la madrugada de este lunes tras su detención por decimocuarto domingo consecutivo en La Habana.

Soler fue detenida junto a Moya en horas de la mañana del domingo cuando ambos salían de la sede de las Damas de Blanco situada en la barriada habanera de Lawton, denunció este lunes el opositor en su cuenta de Facebook.

Tras su arresto de este domingo los dos disidentes fueron conducidos por separado a unidades de la policía en los municipios de Guanabacoa y San Miguel del Padrón, según relata Moya.

"Después de 15 y 16 horas confinados en celdas, a las 5.00 de hoy me liberan en la vía pública cerca de la sede nacional de Las Damas de Blanco y a Berta la liberan a las 4.25 en las mismas circunstancias", añade.

Explicó que en su caso le fue impuesta una multa de 30 pesos cubanos (equivalentes a 1,25 dólares) por un supuesto delito de desorden público.

Además señaló que le llama la atención que desde que en el mes de marzo Soler y él fueron advertidos por la Seguridad del Estado de que serán encarcelados "en cada liberación los domingos nos van sumando una hora de detención arbitraria".

Integrantes de las Damas de Blanco han sido arrestadas todos los fines de semana desde que en enero pasado anunciaron que, como antes de la pandemia, volverían a salir a protestar a la calle, esta vez por los detenidos en las protestas del 11J.

Ese movimiento disidente surgió en 2003 por iniciativa de un grupo de mujeres familiares de 75 disidentes y periodistas independientes detenidos y sancionados en marzo de ese año a elevadas condenas de cárcel tras una ola de represión del Gobierno cubano conocida como la "Primavera Negra".

Las esposas, madres y otras familiares de aquellos presos comenzaron una serie de marchas dominicales para pedir su liberación y se convirtieron en un símbolo de disidencia.

En 2005, Las Damas de Blanco recibieron el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo.

La UE y ONG como Human Rights Watch y Amnistía Internacional criticaron aquella oleada de arrestos, calificándolos de políticos.

Las autoridades cubanas, por su parte, alegaron que se trataba de contrarrevolucionarios que trataban de atentar contra la soberanía nacional por órdenes de Estados Unidos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.