Nuevo líder del campo mexicano reclama políticas científicas y no ideológicas

Agencia EFE
·3  min de lectura

México, 29 ene (EFE).- El sector agroalimentario mexicano necesita políticas "que estén basadas en ciencia más que en una ideología", aseguró este viernes al Ejecutivo el nuevo presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Juan Cortina Gallardo.

"Siempre tiene que haber un diálogo con el Gobierno y tiene que ser con un espíritu sincero de colaboración y de construcción. El Gobierno se tiene que dar cuenta de que necesitamos ser eficientes, necesitamos ser competitivos para que este sector siga creciendo", reclamó Cortina en una entrevista con Efe horas después de estrenarse en el cargo.

El nuevo líder de los agroindustriales mexicanos, director del Grupo Azucarero México, remarcó al comenzar su mandato la importancia para la economía de este "sector clave".

"El sector agroalimentario mexicano ha sido de las pocas luces positivas en el perfil económico del país en los últimos meses. Incluso el sector agroalimentario en los últimos ocho años ha estado creciendo un 50 % más que el resto de la economía en su conjunto", recordó.

Durante la pandemia, la economía de México cayó un 9,8 % mientras el campo creció un 2,7 %, cifras que sumadas a unas exportaciones anuales de 40.000 millones de dólares y a un superávit en la balanza comercial de más de 11.000 millones de dólares convierten al sector en un "gran activo para el país".

Por ello, Cortina espera "tener un diálogo concreto con el Gobierno" que satisfaga el diagnóstico que ha trabajado "en los últimos dos o tres meses".

DISCUSIONES CRUCIALES

"Siento que la política pública va mucho al asistencialismo y no hacia la productividad. Creo que nos tenemos que enfocar a la productividad también", reclamó, en referencia a las ayudas directas y programas sociales del Ejecutivo hacia pequeños productores.

Una de las primeras discusiones que el empresario del azúcar afrontará con el Gobierno presidido por Andrés Manuel López Obrador será la encrucijada del "outsorcing" o subcontratación, una modalidad laboral que las autoridades quieren prohibir.

"No podemos estar de acuerdo en algo que va a restar competitividad y que va a incrementar la informalidad en el sector", aseveró, tras argumentar que "los siete millones de empleos" que el sector ofrece en las zonas rurales del país "son claves para el bienestar de muchísimos mexicanos".

Otro tema candente entre el campo y el Ejecutivo federal es la prohibición del glifosato, un herbicida "posiblemente cancerígeno", según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que está permitido en casi todo el mundo y que México ha prohibido a partir de 2024.

Para el líder de la industria agroalimentaria, este es un asunto que hay que "hablar muy bien con la autoridad", ya que defendió que no hay alternativas.

"Si no permitimos el uso del glifosato en México, le pega al agricultor en la productividad un 30 %. Por otro lado, le pega en los rendimientos y en los costes", argumentó.

RETOS VENIDEROS

Más allá de las diferencias con el Gobierno, el CNA necesitará hacer equipo con él para defender su principal mercado, Estados Unidos, ya que ese país pretende limitar la entrada a los productos mexicanos en función de las cosechas nacionales, lo que se conoce como estacionalidad.

"La estacionalidad es un tema preocupante porque está totalmente fuera del T-MEC (el tratado de libre comercio de Norteamérica) y permite que por procesos políticos y electorales de Estados Unidos hagan caso a grupos muy pequeños que meten en problemas al comercio con México", alertó.

Cortina también se dijo preocupado por las obligaciones laborales que incluye el T-MEC, cuyo incumplimiento puede comportar sanciones comerciales, ya que con la llegada al poder de Joe Biden en ese país se "ajustarán al pie de la letra lo que está convenido".

Fuera de las políticas públicas, el nuevo presidente de los agroindustriales tiene claro el principal reto del sector: "salir de la zona de confort" y diversificar mercados hacia Asia y Europa.

"Es muy importante que diversifiquemos nuestros mercados. El 80 % de las exportaciones se van a Estados Unidos y Canadá. No estamos aprovechando el resto de los tratados comerciales que tenemos y debemos poder salirnos de nuestra zona de confort", subrayó.

(c) Agencia EFE