Líder campesino de Nicaragua denuncia detención y amenazas del jefe policial

Agencia EFE
·3  min de lectura

Managua, 12 mar (EFE).- El líder del Movimiento Campesino de Nicaragua Medardo Mairena denunció este viernes haber sido víctima de una detención ilegal y de amenazas por parte del jefe de la Dirección de Protección Ciudadana de la Policía Nacional, Vladimir Cerda, por segunda vez en los últimos cinco meses.

"Ayer (viernes) fui detenido una vez más, y amenazado una vez más, por Vladimir Cerda, nos interceptaron, nos llevaron al Distrito V (de la Policía de Managua). Fui amenazado por Vladimir Cerda, quien dijo que agradezca, no sé a quién, que no tiene una orientación diferente, sino yo no estuviera en ese lugar", dijo Mairena, en conferencia de prensa.

Según Mairena, un declarado opositor del presidente Daniel Ortega, el mismo jefe policial ya le había hecho una amenaza similar en diciembre pasado si incumplía la "orientación", supuestamente emitida por el gobernante, de salir de Managua, ciudad que la Policía le prohíbe abandonar desde 2020.

El abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) Pablo Cuevas afirmó que la denuncia del campesino refleja "un acto más de abuso".

"Si una autoridad policial va a detener a un ciudadano debe tener causales sustentadas, razones lógicas y sustentadas, lo que sucedió ayer es un abuso y violación, lo que conlleva delito contra los derechos humanos", explicó.

Mientras Mairena se dirigía a los periodista en la sede de la CPDH, en el oeste de Managua, una patrulla de la Policía Nacional resguardaba al líder rural en las afueras, mientras varios agentes tomaban fotografías a quienes entraban o salían del edificio.

"AMENAZA FUERTE"

Según la denuncia, Cerda le reclamó por la muerte de 22 policías en las protestas antigubernamentales de 2018, lo que el líder campesino calificó de "cobardía", ya que "todos sabemos que los únicos que tienen armas son ellos, utilizan las fuerzas armadas para detener a un pueblo desarmado".

Efe ha intentado conocer la versión de la Policía Nacional, pero esta no ha sido posible hasta el momento.

Según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al menos 328 personas murieron entre abril y julio de 2018, en las manifestaciones antigubernamentales, que también cobraron la vida de decenas de policías.

Mairena agregó que la amenaza del jefe policial fue "fuerte, como la vez pasada"

"Pretende intimidarnos (...), estamos viviendo una dictadura, lamentablemente hasta este momento el régimen continúa imponiéndose a través de las fuerzas militares", añadió.

Cuevas indicó que la CPDH hará uso de todos los recursos nacionales e internacionales para buscar justicia.

En febrero de 2019 Mairena fue encontrado culpable de los delitos de terrorismo, robo agravado, daños agravados, secuestro, y entorpecimiento de los servicios públicos, por lo cual fue condenado a 216 años de prisión, aunque luego fue excarcelado gracias a la Ley de Amnistía, que causó polémica porque ninguno de los más de 600 opositores beneficiados se sentía culpable de los delitos por los cuales habían sido condenados.

Las acciones contra Mairena ocurrieron cuando éste se dirigía a una reunión con otros líderes campesinos en Managua, que buscan una estrategia para derrotar a Ortega en las elecciones generales del 7 de noviembre próximo.

En dichas elecciones estarán en juego 42 años de primacía casi absoluta sobre la política nicaragüense de parte de Ortega, quien gobierna Nicaragua desde 2007, tras haberlo hecho entre 1979 y 1990.

(c) Agencia EFE