Líbano: vuelven las disputas judiciales por la explosión en el puerto de Beirut

REUTERS - MOHAMED AZAKIR

La Fiscalía del Tribunal de Casación del Líbano dictaminó este martes que el juez Tarek Bitar no tiene la capacidad legal para seguir con el proceso por la explosión en el puerto de Beirut en agosto de 2020. Bitar reabrió sorpresivamente el caso el lunes un año después de que tuviera que ser cerrado por denuncias de ex altos cargos sospechosos en la investigación.

Más de dos años después de la explosión en el puerto de Beirut, que dejó más de 200 muertos y 6.500 heridos, sigue sin haber culpables del accidente entre la élite del país. Por el momento, parece que los damnificados seguirán sin respuesta pese al intento del juez Tarek Bitar de reabrir el caso.

Este martes, la Fiscalía del Tribunal de Casación del Líbano decretó que Bitar no tiene capacidades legales para actuar. "Confirmamos que tus manos están atadas por la ley y que no se ha tomado ninguna decisión de aceptar o rechazar tu respuesta, o de transferir o no transferir el caso", dijo el fiscal general, según una notificación que publica la agencia EFE.

La decisión llega después de que el lunes Tarek Bitar decidiera por sorpresa reabrir el caso luego de más de un año parado por denuncias realizadas por ex altos cargos sospechosos de negligencia previa a la explosión. Ante estas trabas en el proceso, algunas organizaciones de derechos humanos han pedido abrir una investigación internacional.

Libertad de acusados y nuevas detenciones

En su dictamen del lunes, el juez Bitar había decretado la puesta en libertad de varias personas detenidas en relación con la explosión, entre ellas algunos directores del puerto. Una decisión a la que se ha opuesto también la Fiscalía del Tribunal de Casación.

Un “héroe moderno”


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Asaltos bancarios con armas de juguete: el más reciente capítulo de la crisis en Líbano
Ciudadanos desesperados de Líbano como Sali Hafez asaltan bancos para recuperar sus ahorros
Dos años de la explosión en Beirut, la catástrofe que profundizó los males endémicos de Líbano