Látex, pelucas y kilos de más: Jared Leto oculta su belleza para trabajar en Hollywood

·5  min de lectura
El actor y cantante se robó las miradas
El actor y cantante se robó las miradas

Primero, una verdad que tal vez explique mucho de lo que se escribirá a continuación: en diciembre, Jared Leto, actor y músico, ganador del Oscar y hace más de dos décadas uno de los intérpretes más celebrados de Hollywood cumplirá cincuenta años. Y si para los espectadores que lo conocen desde que fue el imposiblemente bello Jordan Catalano en El mundo de Ángela –la serie en la que debutó una adolescente Claire Danes– resulta impactante su llegada al medio siglo, es probable que para el propio Leto lo sea aún más. Y que detrás de las elecciones profesionales del actor que se pasea como un Jesús de pasarela, se esconda otra cosa.

La evidencia está a la vista: en sus más recientes papeles, el actor aparece irreconocible detrás de toneladas de maquillaje y efectos visuales varios. Quizás el ejemplo más extremo sea su personaje en House of Gucci, film en el que interpretará a Paolo Gucci, uno de los herederos del imperio de la moda italiana cuya debacle se relatará en la película protagonizada por Lady Gaga y Adam Driver y dirigida por Ridley Scott. 

El trailer del film, difundido hace unas semanas, no solo muestra a la cantante como Patrizia Reggiani, esposa de Maurizio Gucci (Driver) sino que se detiene en una escena que Lady Gaga comparte con un Leto que sólo el ojo avizor de sus fanáticos y la atención a los créditos de la película hacen posible identificar. Hay que recordar que un joven Leto en El club de la pelea interpretaba a un personaje llamado Angel Face, tan fotogénico que hasta le hacía sombra al Tyler Durden de Brad Pitt, quien procedía a desfigurarlo.

Leto como Paolo Gucci en el film House of Gucci (captura de video)
Leto como Paolo Gucci en el film House of Gucci (captura de video)

Más allá de los sets de filmación, es difícil separar la voluntad camaleónica del intérprete con su imagen en las escalinatas del museo Metropolitano de Nueva York en la gala del Met 2019, cuando Leto apareció luciendo un elaborado traje de Gucci con una replica de su cabeza como accesorio. Su idea de la moda, además de generar intriga y pedir a gritos un terapeuta, lleva a la pregunta de rigor: ¿qué tiene Jared Leto en la cabeza?

Se sabe que Hollywood, por todos sus intentos de abrazar la diversidad, desterrar el racismo, la discriminación de género e identidad sexual, no parece demasiado interesado en revisar su posición respecto a la discriminación por edad. Y aunque la mirada se percibe más implacable hacia las actrices, lo cierto es que la carrera de Leto, al menos en los últimos quince años, parece ser una batalla contra su propia hermosura, impulsada tal vez por ese fantasma.

Jared Leto en Dallas Buyers Club
Jared Leto en Dallas Buyers Club

Claro que a diferencia de lo que sucede con sus colegas femeninas tantas veces desterradas cuando se acercan a los cuarenta –lo que suele resultar en intervenciones estéticas de resultados expresivos complicados– el actor, que ganó un Oscar al mejor intérprete de reparto por Dallas Buyers Club: el Club de los desahuciados pudo pelear con otras armas su posible fecha de vencimiento. Una preocupación que podría haberse profundizado por el afán de la industria de encasillarlo como galán, cuando él siempre quiso ser un actor de método para quien el físico fuera apenas una herramientas en su haber, susceptible de transformar según los requerimientos de cada proyecto.

Casi desde el inicio de su trayectoria, Leto esquivó los papeles que se apoyaban solo en su imagen y se diversificó como estrella de la música gracias a su banda 30 Seconds to Mars. Hace años que sus apariciones en pantalla están mediatizadas por la máscara –no dramática sino literal– que elige ponerse cuando está frente a las cámaras.

En Chapter 27 interpretó a Mark David Chapman, asesino de John Lennon
En Chapter 27 interpretó a Mark David Chapman, asesino de John Lennon

A partir de los elogios que recibió en 2007 al protagonizar Chapter 27, el film en el que interpretaba a Mark David Chapman, el asesino de John Lennon –personaje para el que aumentó más de 30 kilos y debió trasladarse en silla de ruedas–, Leto pareció entender que para él, “el camino del actor serio” era a cara pintada. Una impresión que le confirmó el Oscar ganado por interpretar el personaje de Rayon, en Dallas Buyers Club, una mujer transexual enferma de sida.

Jared Leto como el Guasón de Escuadrón Suicida
Jared Leto como el Guasón de Escuadrón Suicida

Luego llegaría el Guasón de Escuadrón suicida (2016), una transformación tan extrema que ni el estudio estuvo del todo cómodo con las decisiones estéticas que tomó el actor, cada vez más comprometido con el Método. Así, para su participación en Blade Runner 2049, al enterarse de que su personaje era ciego, Leto usó lentes de contacto que le impedían la visión y aunque admitió que tal vez un mejor actor no habría tenido que recurrir a ese truco, los resultados fueron lo suficientemente satisfactorios como para volver a tomar ese rumbo interpretativo en Pequeños secretos (disponible en HBO Max). A pesar de que en el policial que protagoniza junto a Denzel Washington y Rami Malek aparece otra vez con lentes de contacto que ocultan el color de sus ojos y una prótesis que deforma su nariz, aún se puede reconocer. Tal vez por eso, para House of Gucci triplicó la apuesta de la máscara: entre los kilos de más, el maquillaje y el acento italiano, Leto vuelve a desaparecer.

Anne Hathaway y Jared Leto en la grabación de WeCrashed
Anne Hathaway y Jared Leto en la grabación de WeCrashed

Por lo que indican las fotos filtradas hace pocos días del rodaje de la miniserie WeCrashed, lo hará de nuevo en el ciclo televisivo que se verá en 2022 por Apple TV+. Allí, Leto interpretará a Adam Neumann, el creador de WeWork, uno de los emprendimientos de éxito más fugaz y de más estrepitosa caída libre de los últimos años. Mientras Anne Hathaway, quien interpreta a la esposa y socia de Neumann, no parece haber hecho demasiados esfuerzos por imitar el aspecto real de su personaje, el actor volvió a recurrir al maquillaje, los dientes falsos y unos cuantos trucos más para interpretar al controvertido empresario. Después de semejante seguidilla de narices de látex, maquillajes y pelucas, está claro que Leto sigue jugando a las escondidas, decidido a ocultar en la ficción la realidad que existe detrás de sus máscaras.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | La salida de Sean Penn del rodaje no ha sido suficiente para convencer a todo el equipo de vacunarse

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.