Los kurdos del noreste de Siria temen las consecuencias de los ataques turcos

© Julien Boileau / RFI

El noreste de Siria, administrado por los kurdos, es objeto de bombardeos turcos desde finales de noviembre, cuando el presidente Recep Tayyip Erdogan lanzó una operación tras un atentado en Estambul atribuido a los kurdos, que éstos niegan. ¿Cuál es la situación actual?

De nuestros enviados especiales, Murielle Paradon y Julien Boileau.

Los bombardeos turcos en el norte de Siria son menos intensos que el mes pasado, pero sigue habiendo ataques esporádicos. Este 11 de enero, en una carretera muy transitada entre Qamishli y Hasake, un coche fue blanco de un dron turco, según los testigos. Dos personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad.

Cerca de la línea del frente entre los turcos y las fuerzas kurdas que controlan esta región del noreste de Siria, muchas infraestructuras civiles están afectadas. En una escuela, donde algunas personas se refugiaron, las familias están traumatizadas e indigentes. Se quejan de que no tienen mucha ayuda, aunque estemos en pleno invierno. Algunas familias llevan incluso varios meses allí, ya que las operaciones turcas son recurrentes en el norte de Siria.

¿Por qué esta operación turca?

El detonante de la operación militar turca en el norte de Siria fue el atentado del 13 de noviembre en Estambul, en el que murieron seis personas y que se atribuyó a los kurdos, algo que éstos niegan. Hay pues, razones de seguridad, pero hay razones más políticas. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, está en campaña electoral, y toca la cuerda nacionalista.

¿Hacia una ofensiva terrestre?


Leer más sobre RFI Español