Kuno Becker, el galán que despreció las telenovelas y pagó el precio de renegar de sus orígenes

Miguel Cane
·5  min de lectura

Han pasado dos décadas desde que Kuno Becker protagonizó una telenovela – ‘A mil por hora’, producción de Pedro Damián, en la que compartía estelar con Anahí – y muchos recuerdan todavía cómo, al terminar grabaciones, el actor y violinista (y hoy también director de cine) dijo a los cuatro vientos, que no volvería nunca a participar en una y que se enfocaría en convertirse en una estrella en Hollywood.

Kuno Becker. (AP Photo/Sean Havey)
Kuno Becker. (AP Photo/Sean Havey)

Veinte años después, Kuno ha tenido que (como se dice popularmente) “comerse sus palabras” y hacer un acto de humildad, al volver a los foros de Televisa como uno de los protagonistas de ‘Fuego ardiente’, la nueva telenovela escrita por Martha Carrillo y Cristina García, la mancuerna que saltó a la fama, también hace 20 años, al escribir la muy exitosa telenovela ‘Tres mujeres’, que en su momento estelarizaron Karyme Lozano, Érika Buenfil y Jorge Salinas.

Kuno, que en varias ocasiones había hecho hincapié en renegar de sus orígenes telenoveleros, hizo su debut en 1996 en ‘Para toda la vida’, un remake de ‘Vivir un poco’, en el que interpretaba al hijo menor de una familia que era el único que mostraba cariño a su madrastra (la legendaria Ofelia Medina), sin ser uno de sus verdaderos hijos.

Esa producción tuvo muchos problemas – el público la rechazó por tener aún muy presente la exitosísima versión que hicieran diez años antes Rogelio Guerra y Angélica Aragón y a mitad de las grabaciones Ofelia Medina abandonó el proyecto literalmente de un día para otro y sin previo aviso, por lo que la novela fue abruptamente truncada – pero esto no afectó a Kuno y él se incorporó a otras telenovelas de más éxito como ‘Te sigo amando’, ‘Rencor apasionado’, ‘Camila’ (con Biby Gaytán y Adamari López), ‘Soñadoras’ y finalmente ‘A mil por hora’.

Si bien cada una de ellas ayudó a darle más y más popularidad, el actor nacido en 1978 no ocultaba un cierto menosprecio al medio que le había abierto las puertas de la fama, y considerándose superior a lo que había trascendido, en 2001 anunció su definitiva retirada de la televisión, señalando que solo se dedicaría al cine y el teatro. Esto último lo intentó al protagonizar la primera puesta en escena en español de la controversial obra ‘Pillowman’, en México, que fue tan severamente criticada – y de donde él salió muy mal parado –, por lo que no volvió a presentarse en escenarios teatrales hasta la fecha.

En cine le fue bastante mejor, aunque tampoco alcanzó la trascendencia que anhelaba, con proyectos como ‘La hija del caníbal’, con Cecilia Roth, la trilogía de ‘Gol’ – en la que interpretaba a un jugador mexicano que triunfa en Europa y Estados Unidos, aunque la serie de películas se desinfló a la mitad y la última cinta ni siquiera se estrenó en cines – y algunas otras películas como ‘Te presento a Laura’, ‘Cabeza de Buda’ y dos cintas que él escribió, protagonizó y dirigió: ‘El día de la unión’ (inspirada en el sismo del 19 de septiembre de 1985) y la cinta experimental ‘Ánima’, siendo esta última literalmente pulverizada por los críticos que llegaron a verla en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara este año.

Una propuesta que no pudo rechazar

Año tras año, cada vez que el actor venía a México, tras haber fijado su residencia en Los Ángeles, era inevitable que la prensa nacional – con la que, hay que reconocer, siempre tuvo una relación contenciosa, marcada por un claro desprecio por parte suya hacia los medios que acusaba siempre de sensacionalistas – preguntara si algún día volvería a la pantalla chica y su respuesta era siempre un rotundo “no”. Aún si, irónicamente, lo que lo sostenía en Hollywood eran participaciones como actor invitado en series estadounidenses como ‘House MD’, ‘CSI Miami’ o la continuación de la exitosa telenovela nocturna ‘Dallas’ en cuya segunda temporada tuvo un papel).

(Photo by Victor Chavez/Victor Chavez/Getty Images for Paramount Pictures)
(Photo by Victor Chavez/Victor Chavez/Getty Images for Paramount Pictures)

Pero siempre llega el momento en que se presentan oportunidades que son imposibles de rechazar y esto se dio al recibir Becker la propuesta por parte de Carlos Moreno Laguillo – que también vuelve a Televisa después de dos años de ausencia de la empresa – para incorporarse al reparto de ‘Fuego Ardiente’ con Mariana Torres (que hiciera pareja con José Ron en ‘Ringo’), Carlos Ferro, Claudia Martín, José María de Tavira, Arturo Peniche y la formidable Claudia Ramírez, que celebra 35 años como actriz con esta telenovela (el debut interpretativo de la que fue en su momento la modelo más famosa de México fue junto al recordado Eduardo Palomo en ‘Lista negra’, realizada en 1985).

En la serie, que se estrena en 2021, Kuno encarnará a ‘Joaquín’, heredero de una compañía productora de aceite de oliva, casado con la exbailarina ‘Alexa’ (Torres), que tiene un secreto: vínculos con la mafia de tráfico de dinero y una personalidad psicopática y sociopática, llegando incluso a ser capaz de violar a su esposa estando ella inconsciente, dejándola embarazada, por lo que se revela desde el primer capítulo, como el villano principal de la trama, algo que nunca había hecho en una telenovela nacional. Y “el último villano que hice fue en ‘CSI Miami’”, señaló.

Hoy, la canción que canta Kuno es otra. Al diario El Universal dijo: “Aquí [en Televisa] crecí, aquí estudié y me dieron mis primeras oportunidades. Ahora estoy haciendo un personaje diferente y además, planteado de manera increíble y con grandes escritoras, estoy muy agradecido con el jefe [Moreno Laguillo] por esta oportunidad”; y es perfectamente entendible.

Aunque tuvo la oportunidad de buscar trascender allende las fronteras y claramente intentó con ahínco superar el origen telenovelero que nunca le gustó, hay circunstancias en las que hay que ser humildes, recapacitar y volver a donde juramos no hacerlo.

Este parece ser el caso; después de una carrera sin eventos ni éxito en Hollywood, el actor mexicano regresa a donde hay un público que, sin que obste su actitud pasada, lo quiere de vuelta y con un equipo de primera, no hay más que augurar éxito. Quizá esta vez, Kuno Becker sepa valorarlo mejor.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

Hubo un tiempo en que Alfredo Adame era un hombre encantador... ¿Qué le pasó?

Lourdes, la hija discreta y astuta de Madonna que no se ha dejado embelesar por las mieles de la fama

Alejandra Guzmán le voltea bandera a Vicente Fernández: defiende a la joven que denunció el acoso

EN VIDEO: La hija de Alejandro Fernández explica por qué desmintió su embarazo inicialmente