El Kremlin se prepara para una larga guerra en Ucrania y aumenta en casi un 70% su presupuesto de Defensa

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asiste a una reunión con el líder checheno Ramzan Kadyrov en Moscú el 28 de septiembre de 2023.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asiste a una reunión con el líder checheno Ramzan Kadyrov en Moscú el 28 de septiembre de 2023. - Créditos: @MIKHAIL METZEL

MOSCU.- Rusia aumentó en casi un 70% su presupuesto de Defensa para 2024, según un documento del Ministerio de Finanzas publicado el jueves, un incremento que evidencia la determinación del Kremlin de continuar con su ofensiva en Ucrania.

En la misma línea, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, había destacado días atrás que los planes militares de Rusia fueron diseñados para implementarse hasta 2025, mientras que el presidente Vladimir Putin expresó la semana pasada que está preparado para una larga guerra en Ucrania.

“Sólo cuando Ucrania agote sus hombres, sus equipos y sus municiones podrá hablar de paz”, indicó el mandatario en un foro económico en la ciudad portuaria rusa Vladivostok.

Un tanque ruso Armata, en primer plano, avanza por la Plaza Roja durante un ensayo para el desfile militar del Día de la Victoria en Moscú, Rusia, el domingo 6 de mayo de 2018.
Un tanque ruso Armata, en primer plano, avanza por la Plaza Roja durante un ensayo para el desfile militar del Día de la Victoria en Moscú, Rusia, el domingo 6 de mayo de 2018. - Créditos: @Alexander Zemlianichenko

Y añadió que Kiev utilizaría cualquier cese de hostilidades “para reponer sus recursos y restaurar la capacidad de combate de sus fuerzas armadas”, descartando un posible alto el fuego en el corto plazo.

Según el documento publicado este jueves, el gasto en Defensa aumentará un 68% en 2024 respecto al año anterior, hasta alcanzar los 10,8 billones de rublos (112.000 millones de dólares al cambio actual).

El Kremlin defendió el incremento como “necesario” para hacer frente a “la guerra”.

“Es evidente que este aumento es necesario, absolutamente necesario, porque estamos en un estado de guerra híbrida”, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Me refiero a la guerra híbrida que se libra contra nosotros, y eso requiere un gasto elevado”, argumentó el portavoz.

Desde que empezó el año pasado el conflicto, Rusia impulsó su industria armamentística e invirtió masivamente en sus fuerzas armadas, pese a la inflación y la debilidad del rublo.

El edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia se ve detrás de una valla publicitaria social que muestra las letras Z, una insignia táctica de las tropas rusas en Ucrania, y en la que se lee
El edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia se ve detrás de una valla publicitaria social que muestra las letras Z, una insignia táctica de las tropas rusas en Ucrania, y en la que se lee "La victoria se está forjando en el fuego" en el centro de Moscú el 13 de octubre de 2022. - Créditos: @ALEXANDER NEMENOV

El gasto en defensa será casi tres veces superior a los de educación, medio ambiente y salud juntos en 2024, según cálculos de la AFP basados en los datos comunicados.

“El enfoque de la política económica es pasar de una agenda anticrisis a la promoción del desarrollo de las metas nacionales”, explicó el Ministerio de Finanzas en el documento.

Esto incluye “reforzar la capacidad defensiva del país” e “integrar” las cuatro regiones ucranianas cuya anexión reivindicó Moscú el año pasado (Lugansk, Donetsk, Kherson y Zaporiyia), según el informe.

El Banco Central ruso advirtió que el crecimiento económico del país se desacelerará en la segunda mitad de 2023, con la inflación por encima de 4%, objetivo que se había fijado el banco.

Agencia AFP