El Kremlin dice que no emitirá un decreto que ponga fin a la movilización rusa

El presidente ruso, Vladimir Putin, preside una reunión con los miembros del Consejo de Seguridad a través de una videoconferencia en una residencia a las afueras de Moscú, Rusia

LONDRES, 1 nov (Reuters) - Rusia no necesita un decreto presidencial para formalizar el final de una movilización parcial de reservistas para luchar en Ucrania, y no se emitirá ninguno, dijo el Kremlin el martes.

El presidente Vladimir Putin declaró el 21 de septiembre la primera llamada a filas de Rusia desde la Segunda Guerra Mundial, tras una serie de derrotas militares.

El anuncio desencadenó un éxodo de hombres en edad de ser reclutados, con cientos de miles dirigiéndose a países como Georgia, Armenia y Kazajistán, mientras que más de 2.000 personas fueron detenidas en protestas contra la movilización.

Rusia había dicho que ya había reclutado a los 300.000 reservistas que necesitaba en poco más de un mes, pero la negativa del Kremlin a emitir un decreto formal que ponga fin al reclutamiento puede aumentar la preocupación entre los rusos de que las movilizaciones aún puedan reanudarse.

Putin había dicho el lunes que consultaría con expertos legales para ver si era necesaria un nuevo decreto presidencial.

"Un decreto no es necesario", dijo el martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a periodistas. "El departamento jurídico de la Administración Presidencial ha llegado a su conclusión (...) la movilización parcial se ha completado".

La parte del decreto de movilización de Putin en la que se indica el número de personas que serán llamadas a filas fue clasificada y nunca se hizo pública, lo que hizo temer que la campaña de alistamiento pudiera reanudarse, pero Peskov dijo que esto era falso.

En el decreto "se incluyó un número determinado: hasta 300.000 personas. En consecuencia, este decreto ha sido ejecutado".

Al ser consultado si el decreto original seguía en vigor, dijo que "no".

El ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, dijo que 87.000 de los 300.000 soldados movilizados ya habían sido desplegados en la zona de conflicto.

(Reporte de Guy Faulconbridge y Jake Cordell; Editado en español por Javier Leira)