Kosovo: Presidente renuncia por cargos de crímenes de guerra

ZENEL ZHINIPOTOKU y LLAZAR SEMINI
·3  min de lectura
El presidente de Kosovo, Hashim Thaci, se dirige al país para anunciar su renuncia para afrontar cargos de crímenes de guerra, en Pristina, la capital de Kosovo, el jueves 5 de noviembre de 2020. (AP Foto/Visar Kryeziu)
El presidente de Kosovo, Hashim Thaci, se dirige al país para anunciar su renuncia para afrontar cargos de crímenes de guerra, en Pristina, la capital de Kosovo, el jueves 5 de noviembre de 2020. (AP Foto/Visar Kryeziu)

PRISTINA, Kosovo (AP) — El presidente de Kosovo, Hashim Thaci, que lideró una guerrilla durante la guerra de Kosovo por su independencia de Serbia a finales de la década de 1990, renunció el miércoles para afrontar cargos de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en una corte especial en La Haya.

Thaci anunció el jueves que renunciaba “para proteger la integridad de la presidencia de Kosovo” y preservar la verdad histórica de quién fue el perpetrador y quién la víctima en el conflicto armado.

“Somos un pueblo que ama la libertad y no es vengativo”, aseguró el presidente de 52 años en una conferencia de prensa en Pristina, la capital de Kosovo. “Por eso es que ningún reclamo puede reescribir la historia. Kosovo ha sido la víctima. Serbia ha sido el agresor”.

Thaci fue imputado en junio junto con otros nueve exlíderes rebeldes por una corte especial en Kosovo y una fiscalía adjunta con sede en La Haya, Holanda, que fueron formadas hace cinco años para investigar y juzgar los presuntos crímenes de guerra de exlíderes rebeldes étnicos albaneses. Los cargos incluyen asesinato, desapariciones forzosas, persecución y tortura.

La guerra ocurrida entre 1998 y 1999 cobró la vida de más de 10.000 personas —la mayoría de ellas albaneses étnicos— y la desaparición de 1.641 personas. Llegó a su fin tras una campaña aérea de la OTAN de 78 días contra tropas serbias.

Entre los acusados de cometer crímenes durante y después de la guerra se encuentra Kadri Veseli, un expresidente del Parlamento y líder de un partido de la oposición, quien afirmó que planea viajar a La Haya el jueves y que renunciaba a “toda actividad política pública”.

Tanto Thaci como Veseli han negado haber cometido algún crimen.

Thaci, un excomandante del Ejército de Liberación de Kosovo (KLA, por sus siglas en inglés) durante la guerra, se dijo orgulloso de haber pertenecido a esa fuerza, a la que llamó “el valor más sublime de nuestra nación albanesa”.

Afirmó que las acusaciones son “el poco precio que debemos pagar por la libertad de nuestro pueblo”.

En un comunicado, el gobierno subrayó que todos los acusados deberían ser considerados inocentes a menos que la corte decida lo contrario.

Los detalles exactos de la imputación de 10 cargos contra Thaci, Veseli y los otros no han sido revelados. Al anunciar este año la existencia del proceso, la fiscalía especial señaló que los acusados tenían “responsabilidad penal por cerca de 100 asesinatos”.

La fiscalía dijo entonces que revelaba las pesquisas debido a lo que describió como intentos reiterados de Thaci y Veseli por “obstruir y socavar” la labor de la corte y dijo que se creía que habían intentado revocar la ley kosovar que creó el tribunal.

El tribunal y la fiscalía asociada se crearon tras la publicación de un reporte de 2011 del Consejo de Europa, un organismo de derechos humanos, que incluía acusaciones sobre que combatientes del KLA traficaron con órganos humanos tomados de prisioneros, y mataron a serbios y a otros miembros de la etnia albanesa.

Kosovo declaró su independencia de Serbia en 2008, algo que Serbia aún no ha reconocido.

___

Semini reportó desde Tirana, Albania. Mike Corder, en La Haya, Holanda, y Lorne Cook, en Bruselas, contribuyeron a este despacho.