Kosovo cierra su principal paso fronterizo tras el bloqueo de la carretera en Serbia

Un camión bloquea una carretera en Mitrovica

PRISTINA, 28 dic (Reuters) - Kosovo cerró el miércoles su mayor paso fronterizo después de que manifestantes lo bloquearan en el lado serbio, en apoyo a los serbios étnicos de Kosovo en su negativa a reconocer la independencia del país.

Las tensiones entre Belgrado y Pristina han aumentado desde el mes pasado, cuando representantes de la etnia serbia del norte de Kosovo abandonaron las instituciones estatales, incluidas la policía y la judicatura, por la decisión del Gobierno kosovar de sustituir las matrículas de automóviles expedidas en serbio.

El ministro del Interior kosovar, Xhelal Svecla, afirmó el martes que Serbia, bajo la influencia de Rusia, pretende desestabilizar Kosovo. Serbia niega estar intentando desestabilizar a su vecino y afirma que solo quiere proteger a su minoría en territorio kosovar.

El Kremlin también negó el miércoles las acusaciones kosovares, pero afirmó que apoya a Belgrado.

"Serbia es un país soberano y es absolutamente erróneo buscar aquí una influencia destructiva de Rusia", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Desde hace más de 20 años, Kosovo es fuente de tensiones entre Occidente, que respaldó su independencia, y Rusia, que apoya a Serbia en sus esfuerzos por bloquear el ingreso del país en organizaciones internacionales como las Naciones Unidas.

Desde el 10 de diciembre, los serbios del norte de Kosovo han intercambiado disparos con la policía y han levantado más de 10 barricadas en Mitrovica y sus alrededores. Su acción se produjo tras la detención de un expolicía serbio por presunta agresión a policías en activo.

Serbia puso el lunes a sus tropas en máxima alerta. A última hora del martes, el presidente serbio, Aleksandar Vucic, que afirmó que Serbia seguía intentando asegurar la paz y buscaba un compromiso, inspeccionó las tropas cerca de la frontera.

PASO BLOQUEADO

Ciudadanos serbios en Serbia utilizaron el martes un camión y tractores para crear la última barricada, cerca del paso fronterizo de Merdare, en la frontera oriental de Kosovo, según informaron medios de comunicación con sede en Belgrado.

El Gobierno de Pristina ha pedido a la fuerza de mantenimiento de la paz de la OTAN para el país, la KFOR, que retire las barricadas. Sin embargo, la KFOR no tiene autoridad para actuar en suelo serbio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Kosovo anunció en su página de Facebook el cierre del paso de Merdare desde medianoche: "Si ya ha entrado en Serbia, tendrá que utilizar otros pasos fronterizos... o pasar por Macedonia del Norte".

El punto de entrada de Merdare es el más importante de Kosovo para el transporte de mercancías por carretera, y su bloqueo también complica los viajes de los kosovares que trabajan en otros lugares de Europa para regresar a casa de vacaciones.

Con dos pasos más pequeños en la frontera serbia del norte cerrados desde el 10 de diciembre, solo quedan abiertos tres puntos de entrada entre ambos países.

El aeropuerto principal de Pristina también se cerró el martes por la mañana por una amenaza de bomba, según informó la policía de Kosovo en un comunicado. La policía no precisó si estaba relacionada con las recientes tensiones.

El ministro de Defensa serbio, Milos Vucevic, declaró que Vucic estaba en conversaciones con el llamado grupo Quint, formado por Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania y el Reino Unido, para tratar de resolver las tensiones actuales.

Alrededor de 50.000 serbios que viven en el norte de Kosovo, dividido étnicamente, se niegan a reconocer al Gobierno de Pristina o el estatuto de Kosovo como país separado de Serbia. Cuentan con el apoyo de muchos serbios de Serbia y de su Gobierno.

Kosovo, de mayoría albanesa, declaró su independencia de Serbia en 2008 con el respaldo de Occidente, tras una guerra en 1998-99 en la que la OTAN intervino para proteger a los ciudadanos de etnia albanesa.

(Reporte de Fatos Bytyci; editado en español por Flora Gómez)