Kore-eda estrena "La Verdad": "Todo el equipo acabó rendido a Deneuve"

Agencia EFE

Madrid, 20 dic (EFE).- Al salir por primera vez de Japón para rodar en Francia "La verdad", Hirokazu Kore-eda ha descubierto su vena más irónica y afilada gracias a Catherine Deneuve, que en el filme interpreta a una mordaz y altiva diva del cine que en más de una ocasión puede recordar a la Deneuve real.

La película, coprotagonizada por Juliette Binoche en el papel de su hija, llegará a la cartelera española el día de Navidad, tras su paso por los festivales de Venecia y de San Sebastián, donde el ganador de una Palma de Oro de Cannes por "Un asunto de familia" (2018) mantuvo una entrevista con Efe y otros medios españoles.

Kore-eda asegura que disfrutó mucho rodando con la mítica actriz de "Belle de jour", quien actualmente sigue recuperándose de un ictus que la llevó al hospital a comienzos de noviembre. "Trabajar con ella fue un placer para todo el equipo, al acabar el rodaje todos estaban rendidos ante ella", afirma.

Sobre las coincidencias entre persona y personaje, el japonés juega al despiste. Por un lado explica que antes de terminar el guion mantuvo dos largas entrevistas con la actriz, divididas en dos días, en total cinco horas hablando de todo tipo de cosas.

"Es cierto que algunas de las cosas que me dijo las metí en la película, por ejemplo la frase: 'actualmente en Francia no hay ninguna actriz que haya heredado mi ADN'", sostiene. Por otro lado, añade, al leer el guion Deneuve dijo 'esta actriz no se parece nada a mi', aunque le parecía muy divertido de interpretar.

Contra lo que pudiera pensarse, Kore-eda asegura que en ningún momento le pidió cambiar ni una coma de los diálogos. "Con algunas frases comentó, 'cuando diga esto la gente me va a odiar', pero nunca pidió cambiarlo", señala.

Al mismo tiempo, da fe de la actitud muy diferente con la que Deneuve y Binoche afrontaban su trabajo.

"Juliette se pone un listón muy alto y aunque a mi me parezca que una toma está 100 por 100 bien, ella quiere estar al 120. En cambio Catherine quería hacer las menos tomas posibles; antes de que yo diera el visto bueno decía, "ha quedado perfecto, no hace falta hacer más", pero era verdad que había quedado bien".

"La verdad" es un drama madre-hija, ligero y con toques de comedia, centrado en el mundo del cine y que plantea preguntas sobre "la necesidad de la mentira" y "si el acto de interpretar puede considerarse verdad o mentira", en palabras del director.

La historia arranca con la vuelta a casa de la hija (Binoche), una guionista, acompañada de su marido americano (Ethan Hawke) y su hija. El pretexto es celebrar la publicación de la autobiografía de la madre, pero en realidad es el comienzo de la confrontación con una progenitora que vive en un mundo de fantasía que defiende a capa y espada.

Kore-eda admite que no podría haber rodado una película así en el protocolario y distante Japón. "En Japón la tendencia es evitar el enfrentamiento directo, en este tipo de situaciones la reacción es que uno se da la vuelta o se calla o se marcha en vez de discutir".

La iniciativa de este filme partió de Binoche, que llevaba tiempo queriendo rodar con Kore-eda y le propuso hacer algo juntos. El japonés actualizó un guion que tenía dando vueltas y así empezó todo.

Pese al reto de rodar en otro idioma y con otras costumbres -como por ejemplo, descansar el fin de semana, un parón que el cineasta aprovechaba para seguir reescribiendo el guion-, Kore-eda dice que fue menos complicado de lo que imaginaba gracias a que todos compartían "el lenguaje del cine".

En la película, cine dentro del cine, Deneuve aparece rodando un filme de ciencia ficción, lo que lleva a confesar a Kore-eda su pasión por este género tan ajeno a su filmografía. "Me encantaría hacer una película de ciencia ficción, pero necesitaría mucho presupuesto", dice.

Magdalena Tsanis

(c) Agencia EFE