Uno de los nocaut más impactantes de la UFC: brutal patada de espaldas

LA NACION
·1  min de lectura
Joaquin Buckley derribó a Impa Kasanganay en el segundo asalto, en un combate de peso mediano. Foto: captura de pantalla Twitter @UFCEspanol
Foto: captura de pantalla Twitter @UFCEspanol

Con su brutalidad despiadada, el UFC se convirtió en una pasión de multitudes. Es la disciplina de mayor crecimiento mundial, según sus fanáticos. El Ultimate Fighting Championship comenzó su historia en 1993 y lleva más de 18 años funcionando como entidad de las artes marciales mixtas (MMA). Cada combate, cada golpe, provoca asombro. Y en las jaulas ocurren situaciones de lo más disparatadas, como sucedió ahora.

El sábado 10 de octubre, el octágono de UFC Fight Island, en Emiratos Árabes Unidos, fue testigo de una pelea trascendente en el peso gallo: el ex retador al título y número 1 de la división, Marlon Morães, se enfrentó con Cory Sandhagen, número 4. Pero antes, en una lucha preliminar, hubo un KO impresionante.

Joaquin Buckley derribó a Impa Kasanganay en el segundo asalto, en un combate de peso mediano. Buckley fue hacia delante con patadas a las piernas; Kasanganay respondió con combinaciones de puños y rodillas. Y repentinamente, de un modo poco ortodoxo, Buckley sorprendió a su rival con una patada giratoria de 180 grados y lo noqueó. El árbitro pidió ayuda de inmediato, dado lo preocupante de la caída de la víctima.

Seguramente también te puede interesar:

Acusan a Djokovic de fingir dolor durante su partido de Cuartos de Final en Roland Garros

El fútbol narrado y comentado por mujeres: una nueva barrera rota en Perú

Un surfista se libra en el último momento del ataque de un gran tiburón blanco

Video: Confrontación entre avestruz y ciclistas en Sudáfrica