Kirguistán y Tayikistán se recriminan por choques

·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía del jueves 28 de enero de 2021, el presidente de Kirguistán, Sadyr Zhaparov, carga el estandarte presidencial durante la ceremonia de inauguración de su período en Biskek, la capital del país que alguna vez formó parte de la Unión Soviética. (AP Foto/Vladimir Voronin, archivo)

MOSCÚ (AP) — Kirguistán y Tayiquistán se recriminaron mutuamente el jueves por ataques de artillería y enfrentamientos transfronterizos que dejaron al menos cuatro muertos y docenas de heridos en un conflicto por el agua, el brote de tensiones más reciente entre estas dos exrepúblicas soviéticas del Asia central.

Soldados de ambos países intercambiaron disparos la mayor parte del día en las inmediaciones de una instalación de suministro de agua cerca del poblado de Kok-Tash, en el oeste de Kirguistán y fronterizo con Tayiquistán. Más de 800 kirguises fueron desalojados de varios poblados afectados por los enfrentamientos.

Las autoridades de ambos países declararon un alto del fuego el jueves en la noche y acordaron retirar sus fuerzas de la zona. Pero una portavoz de la policía kirguís en la localidad de Batken, Damira Yusupova, dijo que el viernes antes del amanecer volvió a darse un intenso enfrentamiento, según la agencia noticiosa Interfax.

El Ministerio de Salud de Kirguistán indicó que una persona falleció y 45 resultaron heridas en los choques, según la agencia noticiosa Tass.

En Tayiquistán, la alcaldía de la ciudad cercana de Isfara dijo que tres tayikos perdieron la vida y 31 resultaron heridos, incluido el alcalde, que sufrió una herida de bala, según la agencia noticiosa RIA-Novosti.

El servicio de guardias de fronteras de Kirguistán dijo que los efectivos tayikos atacaron con artillería varios retenes limítrofes kirguises, uno de los cuales se incendió. En represalia, fuerzas kirguises capturaron un retén tayiko, agregó. La prensa kirguís difundió un video en el que se ve a hombres kirguises refugiarse entre el sonido de disparos de armas automáticas.

Durante los enfrentamientos, el presidente de Kirguistán, Sadyr Zhaparov, se reunió con las máximas autoridades para examinar la situación.

Gran parte de la frontera entre Tayikistán y Kirguistán ha permanecido sin delimitación, lo que ha derivado en fuertes disputas por el agua, la tierra y los pastos. Delegaciones kirguisas y tayikas han sostenido diversas rondas de conversaciones en los últimos años sin que hayan logrado poner fin a las disputas en las zonas limítrofes.

La Comisión de Seguridad Nacional de Tayikistán dijo que efectivos kirguises le dispararon primero a guardias fronterizos tayikos, y acusó a Kirguistán de intentar capturar por las armas una zona que Tayikistán considera parte de su territorio.

Las autoridades kirguisas dijeron que el conflicto estalló el miércoles cuando funcionarios tayikos intentaron colocar cámaras para vigilar la instalación de abastecimiento de agua, y la parte kirguís se opuso a ello.

Ambas naciones reclaman como propia la zona en torno a la instalación de agua, una disputa que se remonta décadas cuando las dos formaban parte de la Unión Soviética.