Kirguistán y Tayikistán se acusan mutuamente de violar el alto el fuego

·2  min de lectura

Kirguistán y Tayikistán se acusaron mutuamente este sábado de haber violado de nuevo el alto el fuego instaurado la víspera, tras unos mortíferos enfrentamientos en la frontera entre ambos países de Asia central.

En un comunicado, los guardias fronterizos kirguisos afirmaron que el ejército tayiko había efectuado disparos en cuatro ocasiones durante la madrugada, sobre todo de mortero, contra posiciones militares fronterizas en Kirguistán.

Los incidentes se produjeron en las regiones kirguisas de Osh y de Batken, en el sur del país. "Se espera que los guardias fronterizos de Kirguistán y de Tayikistán negocien", indicó la fuente.

Por su parte, los guardias fronterizos tayikos, citados por la agencia de prensa oficial Jovar, indicaron que la situación en la frontera era "relativamente estable" a las 10H00 (05H00 GMT).

Pero también acusaron al ejército kirguís de haber violado el alto el fuego. "Se realizaron disparos en zonas fronterizas de Tayikistán, desde las localidades de Samarkandek y de Koktosh, en la región [kirguisa] de Batken", explicaron los guardias tayikos.

"También se observa que el ejército kirguís está desplegando refuerzos y armas suplementarias en la frontera", añadieron.

El viernes, el presidente kirguís, Sadyr Japarov, y su homólogo tayiko, Emomali Rakhmon, se reunieron al margen de una cumbre regional de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en Uzbekistán y acordaron el alto el fuego.

El último balance comunicado por Kirguistán es de 24 muertos y 103 heridos, según el Ministerio de Salud. Las autoridades kirguisas también informaron de que miles de personas tuvieron que ser desplazadas.

Por su parte, el Ministerio tayiko de Interior no proporcionó ningún balance pero afirmó que varios civiles tayikos murieron durante las violaciones de la tregua.

Los enfrentamientos entre los dos países a principios de esta semana dejaron dos guardias fronterizos tayikos muertos y heridos en ambos lados.

Estas dos antiguas repúblicas soviéticas tienen una relación tensa por cuestiones territoriales que abarcan casi la mitad de los 970 kilómetros de frontera común y por el acceso al agua.

En abril 2021, se registró un número sin precedentes de enfrentamientos que dejaron más de 50 muertos y suscitaron el temor de que el conflicto pudiera extenderse.

ab-tol/bur/jvb/mar