El kirchnerismo relativiza el desafío de Alberto Fernández y prepara un nuevo operativo clamor para Cristina

Cristina Kirchner y Abel Furlán, en Pilar
Cristina Kirchner y Abel Furlán, en Pilar

Mientras el presidente Alberto Fernández los desafía a miles de kilómetros de distancia, desde el cristinismo se preparan para el acto del día de la Militancia del jueves próximo, en el que aseguran que la vicepresidenta Cristina Kirchner se distanciará un paso más de la gestión de la que ella misma es parte. Además, crece el entusiasmo entre la militancia kirchneristas por un posible pronunciamiento sobre su futuro electoral.

“Durante tres años le marcamos a Alberto lo que hacía mal y no decía nada. Ahora reacciona y dice que quiere ser candidato. Es lógico que lo diga, si no lo hiciera perdería poder. El problema es que nadie le cree del todo”, coinciden distintos dirigentes cercanos a la vicepresidenta, que -según plantean- contestará el jueves en el Estadio Único de La Plata los recientes desafíos del Presidente, que desde París ratificó las elecciones PASO como “una buena idea de Cristina” y descartó otorgar una suma fija para trabajadores formales como pidió la vicepresidenta.

Consejo de la Magistratura: Juntos por el Cambio presiona a Cristina Kirchner para que cumpla el fallo de la Corte

“Alberto se subió con todo a una idea en la que podía ganar, porque nunca tuvimos el número para desarmar las PASO. Es lógico lo que hace, aunque perjudica las chances del frente porque él hoy no puede ganar una elección nacional”, opinó un referente del kirchnerismo duro. Coincidió de esta manera con el ministro bonaerense Andrés “El Cuervo” Larroque, quien la semana pasada afirmó que en el Gobierno “no hay una preocupación central en ganar las elecciones”.

“Si quiere ser candidata, Cristina necesita tarifas y precios congelados y salarios subiendo. A eso va a apuntar en el acto”, comentaron desde uno de los grupos cercanos a la vicepresidenta, donde descuentan que habrá un nuevo operativo “clamor” para que la expresidenta acepte “comenzar a recorrer el país” y sea la candidata el año próximo. En el kirchnerismo esperan una “continuidad” de la insinuación de una eventual postulación que Cristina Kirchner hizo hace diez días, en el acto de la UOM en Pilar.

Daniel Catalano, líder de ATE Capital y veedor en los recientes comicios en Venezuela
Daniel Catalano, líder de ATE Capital, defendió a Cristina y le pidió a Alberto Fernández revisar su postura sobre la suma fija - Créditos: @Télam

Al igual que el diputado Máximo Kirchner, que en una entrevista en el fin de semana volvió a pedirle al Presidente una “mesa amplia de trabajo” y diálogo en el seno del Frente de Todos, desde el cristinismo reclaman medidas sociales urgentes, no sólo como respuesta al Presidente sino como refuerzo de la eventual postulación de su líder. “Si ya largaron el plan Precios Justos, ahora deberían lanzar el plan salarios justos, no hacerlo es una irresponsabilidad histórica”, dijp a LA NACION Daniel Catalano, titular de ATE Capital. “Ganar el mundial no garantiza ganar el combate a la inflación o dar de comer a quienes lo necesitan”, agregó el sindicalista, en un tiro por elevación a la ministra de Trabajo, Raquel Kelly Olmos, que tuvo una declaración desafortunada en Canal 9 sobre la inflación y el Mundial.

“La inflación que sufrimos es por súper ganancias empresariales, hay que dejar de poner la otra mejilla. No hay posibilidad de cumplir el contrato electoral sin enfrentar a los poderosos y aumentar salarios”, manifestó el exdiputado kirchnerista José Cruz Campagnoli. “Cristina es la única que puede encarnar ese desafío en la etapa que viene” agregó el dirigente de Espacio Puebla.

Cristina y Alberto, el 1° de marzo
Cristina y Alberto, el 1° de marzo

Desde el cristinismo descuentan que en las próximas semanas habrá un refuerzo en la “embestida” del “Partido Judicial, los medios y la derecha” para tratar de socavar las chances de Cristina candidata. Reiteran que cada andanada en su contra refuerza el fastidio de la expresidenta con Alberto Fernández por “no haber cumplido” su promesa de “aliviar” su situación en causas judiciales como Vialidad, próxima a un veredicto.

En relación a las PASO, que ya dan por hecha y sin chances de frenarla, la declaración de Máximo Kirchner al señalar que sería “raro” ver al Presidente en una interna, despertó críticas en otros sectores del cristinismo, que aceptarían incluso una interna entre los actuales presidente y vice llegado el caso. “De todos modos, una interna así sería una jugada arriesgada, porque la derecha podría hacer campaña por Alberto para perjudicar a Cristina”, especularon.

“Suspender las PASO era una idea de La Cámpora, Cristina nunca estuvo convencida de anularlas”, se atajaron cerca de la vicepresidenta, ya con la gestión para suspender las primarias condenada al fracaso.