El kirchnerismo no logró los votos en Montevideo para expulsar a Fabián Rodríguez Simón del Parlasur

·4  min de lectura
La última participación de Rodríguez Simón en el Parlasur desató un escándalo en medio de la sesión
La última participación de Rodríguez Simón en el Parlasur desató un escándalo en medio de la sesión

MONTEVIDEO.- El kirchnerismo no logró los votos para expulsar a Fabián “Pepín” Rodríguez Simón del Parlasur y, antes que el caso terminara archivado, movió sus piezas para ganar tiempo y buscar los apoyos necesarios. Con 28 votos menos de los necesarios para alcanzar la mayoría necesaria, los legisladores del Frente de Todos devolvieron el expediente a comisión y evitaron una derrota en el recinto.

“Una vergüenza lo sucedido en el Parlasur”, dijo el diputado uruguayo Conrado Rodríguez, del Partido Colorado, molesto por la decisión de la delegación kirchnerista. “Durante un año tratamos en Comisión la solicitud de pérdida de mandato del parlamentario argentino Rodríguez Simón y como los K no tenían los votos para expulsarlo pidieron enviar el asunto nuevamente a Comisión, lo que acompañó (la delegación de) el Frente Amplio”, dijo Rodríguez, uno de los que acompañaba la moción de mantenerle el cargo.

Catarsis y reproches a Cristina Kirchner en la carta de renuncia que Matías Kulfas presentó al Presidente

Todo eso transcurrió en medio de la indiferencia generalizada del Uruguay frente a un organismo parlamentario instalado sobre la rambla de Montevideo. Pero sí generaba tensión política entre los bloques políticos de los países del Río de la Plata, que contaban votos para tomar una decisión sobre el pedido de expulsión del parlamentario macrista, sobre el que pesa un pedido de extradición de la justicia argentina.

El caso comenzó en el año pasado con la citación a declaración indagatoria de la justicia argentina a Rodríguez Simón en el marco de una querella promovida por Fabián de Sousa y Cristóbal López, sobre una supuesta “asociación ilícita” en la que se investiga un presunto intento de extorsión del gobierno de Mauricio Macri a los accionistas del Grupo Indalo, operadores del juego de apuestas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y propietarios de una red de medios audiovisuales en la República Argentina (la señal televisiva C5N, la Radio 10 y el periódico Ámbito Financiero, entre otros).

Por un lado, “Pepín” planteó en Uruguay la necesidad de contar con refugio para evitar lo que considera “persecución política” en su país, mientras se espera el trámite de pedido de extradición que llegó de un juzgado argentino.

En medio de eso, legisladores argentinos del Frente de Todos promovieron la expulsión de Rodríguez del Parlasur, para que no pueda conservar los fueros parlamentarios de ese organismo.

El Parlamento del Mercosur tiene 116 miembros y para expulsar a uno de sus integrantes se precisan dos tercios de los votos, lo que significa 77 y fracción, o sea 78 votos.

La sesión de este lunes giró en torno a dos informes de la comisión, uno apoyado por parlamentarios argentinos del Frente de Todos, algunos diputados paraguayos y los representantes de la coalición de izquierda uruguaya, el Frente Amplio. Llegaron a 40 votos, lejos de los 78 necesarios , porque los argentinos de Juntos Por el Cambio y de la coalición de respaldo al presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, votaban el informe de no expulsar a Rodríguez Simón y archivar el planteo.

El documento que fundamenta la expulsión está firmado por tres parlamentarios argentinos, Jorge Cejas, Julio Sotelo y Elena Corregido, del Frente de Todos. Sostiene que la jueza de la causa, María Servini, “declaró en rebeldía a Rodríguez Simón, requirió su detención a Interpol y sostuvo que no tiene ningún argumento para alegar persecución política”. Agregaron que “Pepín” Rodríguez decidió fugarse de la justicia argentina con el fin de entorpecer la investigación, hasta tanto la causa se encuentre prescripta o un gobierno le garantice impunidad”.

El informe que indicaba que no corresponde excluirlo del Parlasur fue firmado por el parlamentario Humberto Benedetto, del Frente Cívico Córdoba, y respaldado por el diputado uruguayo Conrado Rodríguez. Indicaba que “Rodríguez Simón no se encuentra prófugo sino que solicitó refugio en el Uruguay , lo informó a la Mesa Directiva del Parlamento del Mercosur señalando que al solicitar refugio no había invocado su carácter de parlamentario sino que había solicitado la misma protección que cualquier perseguido político”.

Alberto Fernández, atrapado en su peor mejor momento

Recordó que el 3 de junio de 2021 la jueza uruguaya del Crimen Organizado, Adriana Chamsarian, dispuso -con la expresa conformidad del fiscal interviniente- “suspender el presente proceso de extradición” hasta “resolución firme sobre la cuestión previa invocada de su calidad de refugiado”.

Antes de llegar a la votación, que la delegación kirchnerista iba a perder y eso suponía archivar el pedido de expulsión, solicitaron que el caso vuelva a comisión, a la espera de hechos que hagan cambiar de opinión a algunos parlamentarios. Todo quedó en suspenso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.