El kirchnerismo descongela el ascenso de 180 militares

·3  min de lectura
El ministro Jorge Taiana, junto a los jefes militares el día de su asunción en la Casa Rosada; se tratan hoy en comisión en el Senado el acuerdo por 180 militares
Ministerio de Defensa

Con casi siete meses de demora, la Comisión de Acuerdos del Senado, que preside la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), aprobó hoy el ascenso de 180 militares, entre los que se encuentran los jefes de las tres fuerzas armadas y del Estado Mayor Conjunto.

Los pliegos fueron remitidos por el Poder Ejecutivo a la Cámara alta en abril de este año. Sin embargo, en todo este tiempo la comisión de Acuerdos relegó el debate de los ascensos, considerados de baja prioridad para la agenda de Cristina Kirchner, a cuyas órdenes responde Fernández Sagasti.

Diego Santilli y Victoria Tolosa Paz polarizaron el debate de los candidatos bonaerenses

Los ascensos recibieron dictamen por unanimidad y quedaron listos para su tratamiento cuando vuelva a reunirse la Cámara alta, lo que se estima que ocurrirá el jueves de la semana próxima.

En el paquete de iniciativas aprobadas se destacan los ascensos de las cuatro cabezas de las Fuerzas Armadas. Así, el vicealmirante Julio Guardia (Armada), el general de división Agustín Cejas (Ejército) el brigadier Xavier Isaac (Fuerza Aérea) y el general de división Juan Martin Paleo (Estado Mayor Conjunto), serán promovidos al grado inmediato superior.

En todos los casos, el ascenso será efectivo con retroactividad al 22 de febrero del año pasado, cuando fueron designados en sus puestos de comando por el presidente Alberto Fernández.

Además, la comisión legislativa le dio luz verde esta mañana a otros tres pliegos ómnibus correspondientes a los ascensos de las tres fuerzas armadas. En total, suman 180 las promociones militares solicitadas por el Poder Ejecutivo.

Malestar por la demora

La demora en el tratamiento de los ascensos militares provocó cierto malestar en las Fuerzas Armadas. La queja, trasladada al Senado por diferentes canales institucionales, y la necesidad de armar una sesión antes de las elecciones, con el fin de evitar las críticas por la típica parálisis legislativa en épocas de campaña, logró romper con el congelamiento que el kirchnerismo impuso a los pliegos.

La última vez que el Senado discutió pliegos militares se generó una dura controversia entre el oficialismo y la oposición en torno a la situación de dos oficiales, cuyos pliegos fueron retirados minutos antes de iniciarse la última sesión ordinaria del año pasado.

Se trata de los oficiales Jean Pierre Claisse y Walter Rovira, quienes habían ocupado la jefatura de la Casa Militar y la dirección de la quinta presidencial de Olivos, respectivamente, durante el gobierno de Mauricio Macri.

La Justicia pedirá informes a la ANAC y a Seguridad por el helicóptero de Berni que aterrizó en una cancha de fútbol infantil

Tras haber firmado el dictamen, el kirchnerismo se negó a tratarlos en el recinto. Esto provocó la denuncia del cordobés Ernesto Martínez (Juntos por el Cambio), quien adjudicó la conducta oficialista a una revancha porque los oficiales habían declarado en causas judiciales contra Amado Boudou y Milagro Sala.

En aquella sesión, Martínez criticó en duros términos a Cejas por no haber defendido a sus subordinados, que lo único que hicieron fue colaborar con la Justicia. “No creemos que pueda seguir al frente del Ejército”, sostuvo el senador cordobés. Se espera que vuelva a sostener esta postura y que rechace, cuando llegue al recinto, el pliego del jefe militar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.