El kirchnerismo avanza con su proyecto para “erradicar la indigencia”: las claves y las diferencias con el salario universal de Grabois

·4  min de lectura
“No podemos permitir que en la Argentina haya indigentes, y menos en un gobierno peronista”, advierte Juliana Di Tullio
“No podemos permitir que en la Argentina haya indigentes, y menos en un gobierno peronista”, advierte Juliana Di Tullio - Créditos: @Prensa Senado

Mientras la ministra de Economía, Silvina Batakis, promete en los Estados Unidos que cumplirá el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que ordenará las cuentas fiscales, la senadora oficialista Juliana Di Tullio (Buenos Aires) presentará la semana próxima un proyecto de ley con el que buscará “erradicar la indigencia” mediante el pago de un aporte a quienes no alcancen con sus ingresos a la canasta básica alimentaria.

“Lo voy a presentar en los primeros días de agosto”, dijo Di Tullio a LA NACION sobre el proyecto que, aclaró, tendrá diferencias con la iniciativa que pretende establecer un salario básico universal, presentada en la Cámara de Diputados por legisladores kirchneristas vinculados con el dirigente Juan Grabois.

El gremio de los porteros logra un súper bono de $134.000 que tendrá impacto en el valor de las expensas

“No estoy estudiando un proyecto de salario universal porque, primero, el salario es una relación formal entre un empleador y un trabajador que recibe un salario y tiene derechos”, afirmó la legisladora.

En ese sentido, Di Tullio también destacó que no será un beneficio universal porque “no le podemos dar a todos los argentinos un salario mínimo vital y móvil , no existe la posibilidad”.

Según las palabras de la senadora, una de las pocas que tienen acceso al despacho de Cristina Kirchner, la iniciativa apuntaría a otorgar un salario mínimo al universo de personas que, según el Indec, se encuentran por debajo de la línea de indigencia. El salario mínimo vital y móvil es hoy de $45.540 y a partir del mes próximo se elevará a $47.850.

Silvina Batakis prometió ajustar el gasto durante su visita a los Estados Unidos
Silvina Batakis prometió ajustar el gasto durante su visita a los Estados Unidos - Créditos: @Télam

De acuerdo con el instituto de estadísticas, en el mes de junio para alcanzar la canasta básica alimentaria, que establece el umbral superior a perforar para salir de la indigencia, un adulto debía tener ingresos por $15.076,75.

Ese universo alcanza a 2,8 millones de personas adultas y a 1,4 millón de niños , aunque Di Tullio aclaró que serán la Anses y el Ministerio de Desarrollo Social quienes tendrán a su cargo cruzar los datos para definir quiénes podrán acceder al beneficio.

“Va a depender la Anses, se van a hacer los cruces de datos que la Anses deba hacer, si tiene bienes, si recibe otra ayuda del Estado”, explicó la legisladora, quien dijo que la cartera de Desarrollo Social también “va a tener un rol” en la definición del beneficio a partir de su base de datos sobre los beneficiarios de asistencia social.

“En lo que sí acuerdo con el proyecto presentado en Diputados es en el espíritu que tiene, que es la erradicación de la indigencia”, explicó Di Tullio, quien aseguró: “No podemos permitir que en la Argentina haya indigentes, y menos en un gobierno peronista” .

Juliana Di Tullio integra el reducido núcleo de dirigentes kirchneristas con acceso a la vicepresidenta Cristina Kirchner
Juliana Di Tullio integra el reducido núcleo de dirigentes kirchneristas con acceso a la vicepresidenta Cristina Kirchner - Créditos: @Twitter

La legisladora admitió que la iniciativa “tiene un costo social que es considerable, que es alto”, aunque no aclaró el monto que implicaría ni cómo se financiaría en momentos en que Batakis ha advertido en reuniones de Gabinete que las cuentas del Estado están en un punto de saturación y es imperativo bajar el gasto. El mismo mensaje bajó en sus reuniones con funcionarios del FMI e inversores en su viaje por los Estados Unidos.

De hecho, el análisis de la situación financiera que hizo la ministra en su llegada a la cartera de Hacienda fue una de las cuestiones que frenó el tratamiento del proyecto de salario básico universal que el kirchnerismo presentó en la Cámara baja.

“Tengo alternativas para poder financiar esto” , dijo Di Tullio, quien aseguró que tiene previsto reunirse con Batakis para discutir las fuentes de financiamiento del proyecto. En ese sentido, se mostró optimista en que podrá convencer a la funcionaria para avanzar con la iniciativa. “No creo que haya una pelea y nos vamos a poner de acuerdo con la ministra”, afirmó.

Tras tres semanas de “receso invernal”, el Senado retomará su actividad la semana próxima. Precisamente, uno de los temas que podría discutir la Cámara alta en su regreso al trabajo podría ser el proyecto que elabora Di Tullio.

Una peligrosa incitación a la violencia

Hasta el momento, la oposición no fijó posición oficial sobre la propuesta de salario básico universal, aunque Juntos por el Cambio ya adelantó que no piensa votar ninguna iniciativa que implique aumentar la presión impositiva en medio de la crisis económica que atraviesa el país.

De todas maneras, al menos en el Senado el Frente de Todos tendría, junto a sus aliados de fuerzas provinciales, los votos necesarios para aprobar una propuesta de este calibre. Que la iniciativa pueda superar el debate en la Cámara de Diputados para convertirse en ley, es otra historia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.