El kirchnerismo avala a Batakis, pero mantiene la distancia y desliza críticas

·4  min de lectura
La ministra Silvina Batakis
La ministra Silvina Batakis

Aval, pero a distancia. En las filas de un sector del kirchnerismo y de La Cámpora reina una sensación de incómoda ambigüedad. Saben que avalaron la llegada de Silvina Batakis al ministerio de Economía pero no tienen certezas de hacia dónde encauzará el rumbo y no quieren cargar con la responsabilidad de una eventual mala gestión, en un panorama de crisis inflacionaria y de máxima tensión política.

Aunque, como es habitual, no faltaron en su discurso definiciones económicas y un expreso pedido para establecer un acuerdo de precios y frenar la inflación, el viernes por la tarde Cristina Kirchner ni siquiera mencionó a la nueva ministra.

Según pudo saber LA NACION, a la vicepresidenta no le cayeron bien los dichos de Batakis en una entrevista televisiva, en la que aseguró la continuidad del rumbo económico llevado adelante hasta ahora por Martín Guzmán.

Si bien el discurso bajó el tono de la ofensiva contra Alberto Fernández, las palabras de la vice marcaron la cancha. “Me pregunto si el énfasis que puso CFK en ‘discutir políticas y no personas’ el viernes en El Calafate no es una manera de abrir la puerta para criticar la continuidad de políticas que anunció Batakis”, dijo a la nacion un referente legislativo del Frente de Todos. “[A Batakis] Se la quiere reducir a believer kirchnerista pero no lo es”, agregó. Por estas horas, en el kirchnerismo prefieren tomar distancia de la ministra.

Cristina Kirchner
Cristina Kirchner

Tampoco la mencionó el diputado Máximo Kirchner el pasado jueves, cuando habló en el acto del PJ bonaerense en la localidad de Escobar y se refirió a la salida de Guzmán del gabinete.

“Yo no fui a pedirle al Presidente cargos ni que eche a un compañero de la gestión”, dijo Kirchner en relación a la exigencia de Guzmán para echar a Federico Basualdo de la subsecretaría de Energía Eléctrica, y siguió: “Lo único que le dije [cuando renuncié a la presidencia del bloque del Frente de Todos] era que las gestiones del ministro de Economía no eran buenas para nuestra gente”.

La frase del líder de La Cámpora lucía como una crítica a Guzmán pero no era solo eso, sino también un mensaje a la propia Batakis: expresó así la expectativa de que Basualdo (quien se referencia en él y en Cristina) siga al frente de la subsecretaría que todavía conduce, y desde donde se debería avanzar con la implementación de la segmentación de tarifas y quitas de subsidios.

También, en una alusión a los doce años de gobiernos kirchneristas (2003-2015), Máximo destacó el “haberse sacado al FMI de encima”. Otro mensaje para la ministra, que ya habló con Kristalina Georgieva.

Máximo Kirchner en el acto realizado en Escobar
Máximo Kirchner en el acto realizado en Escobar - Créditos: @Rodrigo Néspolo

Las voces de La Cámpora en distintos ámbitos, ya sean legislativos o de gestión, ayer rememoraron en sus redes sociales el Día de la Independencia con una consigna, “soberanía económica”, que pareció llamar a una reformulación del acuerdo con el FMI.

En el encuentro del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), Eduardo “Wado” De Pedro, que trabajó junto a Batakis (y parte del equipo que la acompaña ahora en Economía) en su Ministerio para la quita de fondos coparticipables a la ciudad de Buenos Aires, solo la mencionó una vez, al referirse al acuerdo federal, pero no se atribuyó frente a los empresarios el rumbo que ella pueda adoptar de acá en adelante. Pese a ello, la comunicación de Batakis como ministra estuvo en manos del equipo de De Pedro durante menos de 48 horas.

Mientras circulaban todo tipo de versiones sobre el devenir del Gobierno, en las filas del Presidente algunos de sus interlocutores calificaban las tensiones del Frente de Todos como “irreversibles”. Y distintos voceros del kirchnerismo hablaban abiertamente de la necesidad de implementar el Salario Básico Universal, una medida descartada por la portavoz de Presidencia Gabriela Cerruti. En ese contexto, una espada legislativa del kirchnerismo dijo a este medio que “los cambios no se agotaron acá”. “Estamos en un proceso cambiante. Nosotros seguimos trabajando en la línea que marcan Cristina y Maxi”, dijo.

La tregua en el oficialismo

Atenuadas las tensiones que escalaron al máximo en la coalición gobernante después de la renuncia de Guzmán, el Frente de Todos exhibió una suerte de tregua. En son de paz, en las filas de La Cámpora desmintieron ayer completamente haber puesto en circulación una foto de la vicepresidenta de espaldas editada con el número 2023 en números celestes.

Aunque el interrogante sobre cuál será el rol de la vicepresidenta en las elecciones el próximo año no está resuelto, la consigna “Cristina 2023″ cada vez se vuelve más nítida en las conversaciones que mantienen en ese sector y que incluso sonó como cántico durante el acto en Ensenada, mientras Martín Guzmán daba a conocer su carta de renuncia vía Twitter, que era acaso una noticia esperada por la vice.

Cerca de Cristina no lo reconocen todavía como una posibilidad, pero sus seguidores leen entre líneas algunas de sus declaraciones públicas y se ilusionan con una postulación a la presidencia. Citan como ejemplo un fragmento del discurso de Ensenada: “Miren: a Perón lo metieron preso, lo proscribieron, lo difamaron y murió Perón presidente en la República Argentina. La historia es indetenible compañeros y compañeras”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.