El kirchnerismo le apuntó al camarista de Casación Mariano Borinsky por reiteradas visitas a la quinta de Olivos durante el macrismo

Candela Ini
·3  min de lectura
Mariano Borinsky, juez de la Cámara Federal de Casación
Mariano Borinsky, juez de la Cámara Federal de Casación

El juez de la Cámara de Casación Penal Mariano Borinsky quedó en la mira del kirchnerismo al revelarse que visitó en reiteradas oportunidades la quinta de Olivos durante la presidencia de Mauricio Macri.

El sitio web El Destape publicó que, de acuerdo con registros oficiales, el juez había ingresado a la quinta 15 veces entre abril de 2016 y septiembre de 2019, y que sus entradas se registraron como visitas a las canchas de tenis o paddle y al chalet presidencial. En la vocalía de Borinsky confirmaron que el juez había frecuentado Olivos durante el anterior gobierno. Explicaron que los ingresos se dieron mientras el camarista presidía la Comisión de Reforma del Código Penal -que todavía encabeza- y que el deporte es “su forma de relacionarse”. El juez no hizo declaraciones a LA NACION.

Fernández y Rodríguez Larreta se reúnen para resucitar el espíritu de coordinación pero sin anuncios de medidas

Funcionarios y legisladores oficialistas, como Agustín Rossi y Leopoldo Moreau, argumentaron que las visitas de Borinsky fueron en fechas cercanas a decisiones de alto voltaje político que tomó el camarista y lo acusaron de haber participado de maniobras de “lawfare”.

A la Cámara Federal de Casación llegan casi todas las causas de corrupción contra funcionarios y exfuncionarios. Entre muchos otros expedientes, Borinsky intervino en investigaciones contra la expresidenta Cristina Kirchner tales como la denuncia del fiscal Alberto Nisman por la firma del memorándum con Irán, y las causas “dólar futuro” y Vialidad. También en el caso Ciccone, por el que fue condenado el vicepresidente Amado Boudou y el conocido como “la ruta del dinero k”, por el que fue condenado Lázaro Báez.

El juez Mariano Borinsky presenta ante Mauricio Macri un informe de la Comisión de Reforma del Código Penal, en 2018
El juez Mariano Borinsky presenta ante Mauricio Macri un informe de la Comisión de Reforma del Código Penal, en 2018


El juez Mariano Borinsky presenta ante Mauricio Macri un informe de la Comisión de Reforma del Código Penal, en 2018

Las visitas a la Quinta de Olivos se conocen en medio de los embates del Gobierno contra la Cámara de Casación, el máximo tribunal penal del país.

Gustavo Hornos, colega de Borinsky y excompañero en la Sala IV, ya fue denunciado penalmente y ante el Consejo de la Magistratura por haber visitado seis veces la Casa Rosada. El ministro de Justicia, Martín Soria, fue uno de los denunciantes. Afirmó que Hornos se reunió con Macri mientras, en paralelo, firmaba fallos contra Cristina Kirchner y exfuncionarios de su gobierno.

Las denuncias del kirchnerismo

El diputado nacional Leopoldo Moreau dijo a FM Futurock que “el lawfare fue una política de Estado de Macri” y que “los ingresos de jueces y fiscales a la Casa Rosada y a la quinta de Olivos lo confirman”. Según Moreau, “en un país normal esto sería un escándalo institucional que terminaría con la detención de estos jueces que actuaron en absoluta connivencia con el gobierno de Macri”. Moreau sostuvo además que “los jueces y fiscales que visitaban Casa Rosada y Olivos van a quedar inhibidos de participar de causas pasadas y también de próximas causas”.

La abogada y directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, dijo a LA NACION: “De haber sabido la relación que existía entre Mariano Borinsky y Gustavo Hornos con Mauricio Macri cuando teníamos causas en manos de ellos, los hubiéramos recusado”.

Santa Fe: vacunaron a empleados del Ministerio de Cultura y lo atribuyeron a un “error administrativo”

“Como abogada de varias partes que fueron afectadas por las decisiones de estos jueces voy a pedir la información y la voy a analizar para ver qué hago”, adelantó. “Las visitas dan cuenta de que había un acuerdo para direccionar causas.”

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, también se refirió al tema. “La presencia de jueces con Macri en Olivos demuestra que no inventamos nada cuando decimos que hubo una persecución política contra Cristina”, dijo, y afirmó: “las visitas de jueces a Macri en Olivos son un elemento clave para que dejen de discutir si existió lawfare”.