El kimono de Hiroko Mukoyama, el Himno Nacional en vivo y otras perlas de la celebración por los 150 años de LA NACION

LA NACION

La gran celebración por los 150 años de vida del diario LA NACION se realizó anoche en el Centro de Convenciones de Buenos Aires (CEC).

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, directivos de LA NACION, funcionarios, representantes de organizaciones empresarias y sociales y figuras destacadas del deporte y la cultura colmaron la primera de una serie de actividades por el aniversario del diario. Es que LA NACION forma parte de la historia de los argentinos, a la vez de que tiene la virtud de renovarse con el paso de los años y adaptarse a los nuevos desafíos de estos tiempos.

Además del acto central, conducido por Mariana Arias, el encuentro tuvo algunos momentos destacados en la blue carpet, la antesala del auditorio y el recinto principal.

El kimono

De entre todos los elegantes vestidos y trajes de los invitados, hubo uno que llamó particularmente la atención de los presentes: el kimono de la señora Hiroko Mukoyama.

Norberto Frigerio, Director de Relaciones Institucionales de LA NACION, junto a Hiroko Mukoyama

Inmigrante japonesa que adoptó hace mas de medio siglo a la Argentina como segunda patria, contó a LA NACION que eligió esa vestimenta tradicional, totalmente de seda y pintada a mano, en señal de "respeto" por la ocasión. El kimono, de tonos celestes y crema, con dibujos de grandes flores doradas, lleva bordado en la espalda un escudo verde con hilos de oro: es el emblema familiar que según la costumbre nipona, se pasa de madres a hijas.

Brownies y budines para degustar

Para agasajar a los invitados hubo un gran mesa de exquisiteces dulces acompañada de café y jugos frescos. La variedad incluyó budines de vainilla, cuadraditos de limón y coco, brownies de chocolate y galletas de avena y sésamo con chips. El premio se lo llevaron los brownies y el budín de vainilla que, por mucho, fueron las elecciones preferidas de los asistentes.

Jorge Telerman y un grato recuerdo de LA NACION

El exjefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Telerman, fue uno de los asistentes a la celebración y relató una anécdota de su relación con el diario: "Tengo recortada una de las primeras semblanzas que se hicieron cuando asumí la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. La hizo un querido periodista de LA NACION y la tengo como recuerdo porque me sorprendió el grado de conocimiento de mi infancia, por ejemplo, pero también la calidez con la que fue escrito".

Jorge Telerman, director del Complejo Teatral Buenos Aires

"Aún en la severidad que tiene y debe tener el periodismo, también puede haber calidez. Sus plumas pueden hacer periodismo con talento y también con calidez", concluyó el actual Director General del Complejo Teatral de Buenos Aires.

La Banda Sinfónica de Ciegos

El evento contó con una participación estelar: la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos Pascual Grisolía, que interpretó el Himno Nacional Argentino. Fundada en 1947 y dirigida actualmente por el maestro Martín Merayo, tiene más de 50 miembros y es la única banda sinfónica del mundo compuesta por no videntes.

La Banda Sinfónica Nacional de Ciegos interpretó las estrofas del Himno Nacional Argentino

Más tarde la banda fue reconocida con uno de los premios que otorgó LA NACION a personajes destacados de la Argentina, que comparten los valores fundamentales de la empresa.

Los primeros en llegar

Los primeros en pasar por la alfombra azul de la celebración para ingresar al Centro de Convenciones fueron el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, el senador Esteban Bullrich, el gerente de Alianzas con medios de comunicación de Google Latinoamérica, Matías Atwell, el diputado Luciano Laspina, el referente de la UCR, Ernesto Sanz.

El exgobernador bonaerense Daniel Scioli dialoga con Florencio Aldrey Iglesias, dueño del diario La Capital de Mar del Plata

También llegaron entre los primeros el diputado Daniel Arroyo, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, el intendente peronista de San Martín, Gabriel Katopodis, la exsenadora María Eugenia Estenssoro y el exgobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli, el presidente de AEA, Jaime Campos, y el exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay.

Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Argentino, fue uno de los primeros empresarios en llegar

Otros invitados destacados que pasaron por la alfombra azul fueron el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, su esposa, la wedding planner Bárbara Diez, el Secretario General del Gobierno de la ciudad Fernando Straface y el CEO del Grupo Clarín Héctor Magnetto.

Mirtha llegó puntual

La actriz y estrella televisiva Mirtha Legrand llegó puntualísima a la celebración. Lo hizo antes de las 19 y entró por una puerta especial, la misma que usó luego el presidente Mauricio Macri. La diva de los almuerzos se ubicó primero en uno de los asientos de la tercera fila y luego se pasó a la primera línea. Allí estuvo charlando con diferentes diplomáticos y ministros que se acercaron a saludarla.

Mirtha Legrand, junto a su hija Marcela Tinayre en la primera fila del evento

"Estoy muy feliz de estar acá y muy orgullosa como argentina. Me siento honrada de que me haya invitado este gran diario", dijo a LA NACION poco antes de comenzar el evento.

La primera fila y el último en llegar

En la primera fila de asientos, frente al escenario, se ubicó gran parte del gabinete de ministros y otras autoridades nacionales. La primera en llegar fue Carolina Stanley, a cargo de la cartera de Desarrollo Social, que charló animadamente con Federico Salvai, Jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, y con el exjefe de gobierno porteño, Jorge Telerman.

En la primera fila se ubicó parte del gabinete de ministros de los gobiernos nacional y bonaerense

El último del oficialismo en llegar a la celebración, en cambio, fue Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios, quien arribó apenas unos minutos antes que el presidente Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada.

Macri, entre fotos y abrazos

Antes de retirarse del salón de actos, el presidente Mauricio Macri se acercó al sector donde estaban ubicados los diez personajes premiados por LA NACION para felicitarlos. Sonriente y de buen humor, el mandatario se sacó fotos con algunos de ellos, como el maestro bonaerense Martín Salvetti y el jovencísimo ajedrecista Ilan Schnaider. Macri y la primera dama, Juliana Awada, tardaron varios minutos en recorrer el breve trayecto a la salida porque muchos de los presentes se acercaron para saludarlos, abrazarlos o pedirles una selfie, para nerviosismo de la guardia presidencial.

Delicias saladas

En el cóctel de despedida, fue el turno de las delicias saladas: bocaditos de carne y batata, tacos al pastor, minialfajorcitos de queso parmesano y minibagels de salmón. En las barras se sirvió cerveza y vino Trumpeter en varietales malbec y chardonnay.

Informe de Federico Acosta Rainis