Kim Potter: ¿Quién es la exoficial de Minnesota y por qué le disparó a Daunte Wright?

·4  min de lectura

La ex oficial de policía de Minnesota Kim Potter fue declarada culpable de homicidio involuntario por la muerte a tiros de Daunte Wright, un hombre negro de 20 años, ocurrida la primavera pasada.

El jurado emitió veredictos de culpabilidad por los cargos de primer y segundo grado de homicidio involuntario en el Palacio de Justicia del Condado de Hennepin el jueves 23 de diciembre, luego de deliberar por más de 27 horas.

Potter, de 49 años, exoficial del Departamento de Policía de Brooklyn Center, escuchó en silencio la lectura del veredicto, más de siete meses después del día en que confundió su pistola con su taser y disparó contra Wright, después de detenerlo cuando conducía en un suburbio de Minneapolis.

El cargo más grave de homicidio involuntario en primer grado requería que la fiscalía probara que Potter causó la muerte de Wright mientras cometía el delito menor de manejo imprudente de un arma de fuego. Este conlleva una sentencia máxima de 15 años en prisión y/o una multa de US$30.000.

El cargo de homicidio en segundo grado requería que la fiscalía probara que la expolicía había causado la muerte de Wright por negligencia culpable, lo que significaba que había causado un riesgo irrazonable y se había arriesgado conscientemente a causar la muerte o un gran daño corporal al momento de usar su arma de fuego. Este cargo implica una sentencia máxima de 10 años de prisión y/o una multa de US$20.000.

Al jurado se le presentaron puntos de vista totalmente diferentes de Potter. La defensa mencionó que había cometido un error inocente al sacar su pistola en vez de su taser, mientras que la fiscalía la retrató como una policía con mucha experiencia que había tenido un amplio entrenamiento que la prevenía de caer en tal confusión.

En los alegatos finales, los fiscales dijeron que Potter era culpable de “imprudencia” y “negligencia culpable”, y que puso en peligro no solo a Wright, sino a la novia de este y a sus propios compañeros oficiales cuando disparó contra el hombre.

La defensa de la mujer argumentó que ella tenía el derecho de utilizar fuerza letal para proteger a sus compañeros, y que Wright “causó todo el incidente” al no seguir sus órdenes.

El incidente en cuestión comenzó cuando Potter y otro policía al que estaba entrenando detuvieron el auto de Wright en un semáforo porque llevaba matrículas vencidas y un ambientador colgaba de su espejo retrovisor, según escucharon los miembros del jurado.

Una vez que lo detuvieron, Potter determinó que Wright tenía una orden de arresto pendiente en su contra por un delito menor relacionado con armas, y junto con otros dos oficiales trató de detenerlo.

En el video de la cámara corporal de Potter, mientras Wright intentaba escapar en su auto, se escucha a la policía diciendo “taser, taser, taser”, antes de disparar su pistola.

Kim Potter (Alguacil del Condado de Hennepin)
Kim Potter (Alguacil del Condado de Hennepin)

Posteriormente, se escucha que grita “Agarré la **** arma equivocada”.

En el video, mostrado durante el juicio desde distintos ángulos, también se observa a Potter sosteniendo la pistola por unos cinco segundos antes de disparar.

Potter renunció dos días después del suceso, diciendo que era “en el mejor interés de la comunidad”.

El incidente provocó varias protestas en el área de Minneapolis, donde la tensión ya era alta, pues otro policía blanco, Derek Chauvin, estaba siendo juzgado por el asesinato de George Floyd, otro hombre negro, ocurrido en 2020.

Durante la selección del jurado, los abogados examinaron las posiciones de los candidatos ante las protestas del movimiento Black Lives Matter (BLM) y la actividad policial a través de cuestionarios, al igual que se hizo en el juicio de Chauvin.

Daunte Wright y su hijo de dos años (Cortesía)
Daunte Wright y su hijo de dos años (Cortesía)

Alrededor de 200 miembros potenciales del jurado respondieron cuestionarios similares a los que se entregaron durante el juicio de Chauvin. En él, se les pidió que proporcionaran información sobre lo que ya sabían del caso y sobre si tenían impresiones positivas o negativas de Potter y de Wright.

También se les preguntó si habían participado en alguna protesta por la muerte de Wright, si habían llevado algún cartel durante ellas y qué decían tales carteles.

Asimismo, se cuestionó a los posibles miembros del jurado si alguien que conocieran había resultado herido o alguna de sus propiedades había sido dañada en las protestas del BLM.

Las preguntas también giraban en torno a la actividad policial, a si tenían una opinión positiva o negativa sobre ella, y si creían que debía retirarse el financiamiento a la policía.

Informes adicionales de agencias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.