Kim Kardashian no tiene resentimientos de que termine el reality show "Keeping Up"

·2  min de lectura
Peoples Choice Awards - Arrivals - Santa Monica, California, U.S.

Por Jill Serjeant

LOS ÁNGELES, 11 jun (Reuters) - Después de 14 años de drama, moda y familia, "Keeping Up with the Kardashians", la serie de televisión que hizo famosas a Kim Kardashian y sus hermanas, llegó a su final el jueves con abrazos, lágrimas y mensajes de gratitud.

"No tengo remordimientos. Esta fue, como, la mejor década y media de mi vida", dice Kim Kardashian en el final.

"Me siento como la chica más afortunada de todo el mundo de haber podido trabajar con mi familia todos los días. Esto es lo que soy. Este programa nos hizo quienes somos y nunca lo subestimaré", agregó.

La serie terminó con abrazos con el equipo de televisión, que ha seguido a la rica familia en sus momentos más íntimos y en el entierro de una cápsula del tiempo.

La matriarca Kris Jenner enterró el certificado que recibió cuando obtuvo la marca registrada de la palabra "momager" en 2017 por administrar los intereses de la familia, mientras que su hija Kylie Jenner, de 23 años, contribuyó con kits de brillo de labios que la hicieron multimillonaria.

Sin embargo, la familia extendida de California no tiene planes de retirarse. Regresará para una reunión de dos partes el 17 y 20 de junio y sellará un acuerdo para una nueva serie en la plataforma de streaming Hulu que se espera que se lance más adelante en 2021.

Los detalles son escasos, pero Kris Jenner lo ha descripto como "el nuevo capítulo" para la familia.

A lo largo de los años, el programa relató la vida personal y profesional del clan Kardashian-Jenner, incluido el matrimonio de Kim Kardashian con el rapero Kanye West, la separación de la hermana Khloe Kardashian del jugador de baloncesto Lamar Odom y la transición de género del patriarca Bruce Jenner a Caitlyn Jenner.

También lanzó los imperios de moda y belleza de Kim Kardashian y su media hermana Kylie, la carrera de modelo de Kendall Jenner, programas derivados de Khloe y Kourtney Kardashian y una presencia en las redes sociales, en las que Kim tiene 227 millones de seguidores en Instagram.

West y Caitlyn Jenner no aparecieron en el episodio final, que fue filmado el invierno boreal pasado, antes de que Kim Kardashian solicitara el divorcio y Jenner anunciara que se postulaba a las elecciones como gobernadora de California.

"Keeping Up with the Kardashians" hizo su debut en E! Network, de NBC Universal, en 2017, se emitió a 90 países en 20 idiomas y generó múltiples programas derivados.

(Reporte de Jill Serjeant; editado en español por Lucila Sigal)