Así es como Kim Kardashian combate el paso del tiempo

Cualquier cosa que recomiende Kim Kardashian tiene muchas posibilidades de convertirse en un éxito rotundo, ya sea por los 115 millones de personas que siguen todos sus pasos en redes sociales o por el reality show que protagoniza desde hace ya más de diez años, su poder de prescripción parece ilimitado. De hecho, fue ella quien popularizó el Vampire Facial, un tratamiento que utiliza la propia sangre para revitalizar la piel y que la empresaria encontró extremadamente doloroso. Esta vez, Kim ha descubierto un nuevo protocolo rejuvenecedor que puede aguantar sin problemas y lo ha compartido a través de su Instagram: se llama CooLifting o Carboxiterapia, promueve la producción de colágeno y elastina y en algunos casos asegura resultados visibles desde la primera sesión.

La carboxiterapia es un tratamiento facial mediante el que se recarga la piel de activos anti-edad a través de una pistola de alta presión. El dióxido de carbono es la estrella de este protocolo ya que se encarga de que el propio organismo genere colágeno y elastina – proteínas responsables de evitar la flacidez y mantener la piel flexible – y eleva el nivel de oxigenación, una acción que combate la opacidad cutánea, es decir, aporta un chute de luminosidad a pieles apagadas, cetrinas o de aspecto cansado.

Aunque estos sean los beneficios más notables del nuevo protocolo favorito de Kardashian, también consigue hidratar profundamente el cutis y regenerarlo para reparar el daño que el estrés, la contaminación, los hábitos nocivos o el paso del tiempo provocan; alisar la textura de la piel y aumentar su grado de calidad; y, además, igualar tonos de piel afectados por problemas de hiperpigmentación (manchas oscuras). El protocolo en sí solo dura unos cinco minutos, sin embargo, previamente se prepara la piel con un peeling mecánico para mejorar el nivel de penetración. ¿Una recomendación? No lavar el rostro hasta que pasen unas horas después de someterse al tratamiento.

Entre otros centros de medicina estética, el madrileño Rogelaine Lifestyle es uno de los establecimientos  en los que se puede probar el tratamiento de Kim Kardashian. El precio por sesión es de 75 euros, sin embargo, recomiendan realizar 6 sesiones (350 euros en total) para conseguir unos resultados más visibles y duraderos tras el paso del tiempo.

kim-kardashian-tratamiento-facial-hola