Por qué Kim Jong-un generó dudas y expectativa al pasear en caballo blanco en la frontera con China

LA NACION

SEÚL (AFP).- Hoy el líderde Corea del Norte, Kim Jong-un, salió a andar a caballo y disparó los rumores tanto dentro de su país como a nivel internacional. Vestido con un sobretodo beige, pantalones grises y guantes, sus anteojos característicos y su corte de pelo tradicional, paseó entre la nieve del monte Paektu, la montaña sagrada, lugar de nacimiento de su padre, situada en la frontera con China.

Sus minutos de recorrida sobre un caballo blanco abrieron las posibilidades de un anuncio político importante en las próximas horas. Es que Kim suele pasar por allí cada vez que lo hace, como en diciembre de 2017, antes de un proceso de apertura diplomática que permitió, entre otros, una cumbre histórica con el presidente estadounidense Donald Trump.

Las fotos de su cabalgata en el frío fueron difundidas hoy por la agencia norcoreana KCNA, junto con un texto que califica el paseo de "gran acontecimiento de una importancia fundamental". Según la agencia "va a haber una gran operación que sorprenderá al mundo y significará un paso adelante en la revolución coreana".

Allí Kim también visitó el lugar donde se realiza un gran proyecto de construcción, al pie del monte Paektu, según KCNA, donde lamentó las dificultades económicas que vive el país debido a las sanciones internacionales.

"La situación de nuestro país es difícil debido a las sanciones incesantes y a la presión de las fuerzas hostiles", dijo el líder de Pyongyang.

Lo que podría ser

Varios analistas consideraron que este paseo a caballo podría vaticinar cambios importantes. "En el pasado, Kim fue al monte Paektu siempre antes de una decisión política importante", dijo Shin Beom-chul, del Instituto Asan de estudios políticos de Séul.

Además de en 2017, Kim visitó la montaña en noviembre de 2014, justo después del período de luto de tres años por su padre, y en febrero de 2013, antes de la ejecución de su tío, Jang Song-thaek, según lo publicado por Yonhap.

Para B.R. Myers, experto en propaganda norcoreana y profesor de la universidad Dongseo de Corea del Sur, estas imágenes tienen un regusto imperial y hablan de un dirigente protector de la pureza de la nación frente a las fuerzas exteriores que quieren corromperla. El padre y el abuelo de Kim también eran aficionados a estas estampas a caballo entre cumbres nevadas.

Corea del Norte es objeto de numerosas sanciones de la ONU, y de Estados Unidos, por sus programas de armamento nuclear y misiles. Las conversaciones iniciadas en Suecia entre Pyongyang y Washington sobre el programa nuclear se interrumpieron a principios de mes sin llegar a ninguna conclusión.

Corea del Norte acusa a Estados Unidos del fracaso de este diálogo mientras que Washington considera que el encuentro fue positivo.