“Kilómetros de arroyos con peces muertos”: un líder de Santa Fe mostró cómo una iguana ataca por el impacto de la sequía

La iguana comiendo los peces
La iguana comiendo los peces - Créditos: @El Litoral

La falta de lluvias que afecta a distintas áreas productivas del país se deja notar en los ojos de agua que se ven reducidos y hasta desaparecen por el impacto de la sequía. En ese marco, el cacique Claudio Ñañe, de la comunidad Corundá, localizada en Coronda, a 50 kilómetros de Santa Fe capital, compartió un video en que mostró cómo una iguana come peces muertos, a la vez que reveló el motivo por el que estos animales acuáticos quedan estancados de esa forma y terminan como presas de los reptiles.

En la grabación puede verse a la iguana deglutir algunos de los cientos de peces que hay a su alrededor y luego escapar con rapidez, cuando se da cuenta de que hay una persona cerca. Esta situación se registró en las islas del Río Coronda, particularmente en una zona que el gobierno santafesino le cedió a esta comunidad originaria, que queda en el paraje Los Timboses o Timbúes, 300 metros hacia adentro.

Dorados y sábalos son, según Ñañe, los aprovechados por el reptil. “Cualquiera que anda en la isla se dará cuenta de que hubo arroyos que quedaron encerrados por tierra, ya que hubo una creciente rápida, seguida por una bajante brusca. Al quedar estos peces dentro de esos arroyitos sin salida al río, mueren por miles, millones, al quedar estancados, sin oxígeno y con altas temperaturas. Sin poder sumergirse, casi”, explicó este líder al diario El Litoral.

Pese a que el cacique aseveró que estarán en la isla durante varios días para intentar sacar los peces que puedan y devolverlos a la corriente principal del río, advirtió: “Este desastre, esta pérdida por cantidades, se va a empezar a notar durante este año o el año que viene, sobre todo para la pesca comercial. No se recupera así nomás, porque se corta el ciclo de vida, no van a desovar. No crecen, no se reproducen, es un desastre. Y se ve por todos lados en la isla, kilómetros de arroyos con peces muertos”.

Además de las pérdidas millonarias en la producción -que estiman del 10% de la cosecha de granos gruesos-, hay miles de animales que mueren a causa de la sequía. Tal como publicó LA NACION, en la zona norte de la provincia de Santa Fe -que abarca los departamentos de Vera, General Obligado, 9 de Julio y San Cristóbal- los ruralistas suponen que fallecieron 3000 animales rurales y que son 3500 los productores afectados por el fenómeno climático.

Este domingo, el ministro de Economía, Sergio Massa, pronosticó el costo de la sequía en 2300 a 2900 millones de dólares, a pesar de que las presunciones privadas son más altas. “Quiero ser justo, puede pasar que lo que perdemos por volumen lo recuperemos por precio. Tengo plena conciencia de que puede pasar que recuperemos por precio lo que perdamos por volumen”, se mostró esperanzado el titular del Palacio de Hacienda.