Kicillof se reunió con dueños de clínicas privadas por la ocupación de camas y para coordinar tareas

·3  min de lectura
La reunión se dio tras una resolución que instruye a las clínicas a postergar cirugías cuando tengan el 70% de ocupación en sus terapias intensivas.
La reunión se dio tras una resolución que instruye a las clínicas a postergar cirugías cuando tengan el 70% de ocupación en sus terapias intensivas.

Ante una situación de “saturación” en el sistema sanitario, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió ayer con representantes de prestadoras privadas de salud para afinar la coordinación de la ocupación de camas en paralelo con el sistema público. El encuentro, al que asistieron ejecutivos de OSDE, Galeno, Medife, Swiss Medical, Omint y Sanatorio Güemes, se produjo al día siguiente de conocerse una resolución provincial que ordena suspender cirugías que se puedan reprogramar cuando la ocupación de terapia intensiva alcance el 70%. Esa reglamentación, aseguraron fuentes del gobierno bonaerense, “no fue una sorpresa [para los prestadores] porque ya se había hablado informalmente”.

El sistema está saturado pero no desbordado. Esto quiere decir que hoy no hay camas de terapia intensiva, principalmente en los prestadores de la ciudad de Buenos Aires que también están en la provincia. Estamos tratando de mejorar la coordinación para que el sistema actúe de manera unificada”, afirmó Kicillof, que añadió que, “en la provincia, en el sistema integrado en el AMBA, quedarán aproximadamente 800 [camas] de terapia intensiva”.

Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical, afirmó: “Vinimos a transmitir el estado de situación del sector. Tenemos que buscar mecanismos, en eso trabajamos hoy para articular una mejor situación y ser más eficientes en la situación dramática que estamos viviendo en estas horas”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Además del titular de Swiss Medical, estuvieron en el encuentro Luis Fontana (presidente de OSDE), Julio Fraomeni (presidente de Galeno), Jorge Piva (presidente de Medife), Fernando Copolillo (director médico de Medife), Juan Carlos Villa Larroudet (presidente de Omint), Vicente Anderegenn (director médico de Omint) y Mario Lugones (presidente de la Fundación Sanatorio Güemes).

A Kicillof lo acompañaron los ministros de Salud y Seguridad, Daniel Gollán y Sergio Berni. El viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, también estuvo entre los funcionarios presentes.

La reunión se dio tras una resolución que instruye a las clínicas a postergar cirugías cuando tengan el 70% de ocupación en sus terapias intensivas.
La reunión se dio tras una resolución que instruye a las clínicas a postergar cirugías cuando tengan el 70% de ocupación en sus terapias intensivas.


La reunión se dio tras una resolución que instruye a las clínicas a postergar cirugías cuando tengan el 70% de ocupación en sus terapias intensivas.

La reunión se realizó tras la aprobación de una resolución del Ministerio de Salud bonaerense que ordena “la suspensión y reprogramación de toda cirugía y/o procedimiento que se pueda postergar” en “todos los establecimientos de salud públicos o privados que desarrollen sus actividades en el territorio de la provincia de Buenos Aires cuya ocupación de camas de cuidados intensivos alcance el 70% sostenido por un período mínimo de dos días”. Los responsables de instituciones privadas que no cumplan, serán sancionados, según se establece en el artículo 5º. Según afirmó a LA NACION una fuente del Ministerio de Salud bonaerense, los prestadores privados tomaron bien la medida porque “están muy complicados”.

En la resolución, que firmó el ministro Gollán, se establece la obligatoriedad de que las clínicas privadas implementen el Sistema de Gestión de Camas, mediante el cual la Provincia monitorea la ocupación de lugares en el sistema tanto público como privado. “La resolución no fue una sorpresa para ellos, porque era algo que ya se había hablado informalmente. Luego de que estuvo acordada, se emitió. Compartir información y coordinar acciones no tiene reparos de parte de ninguna prepaga u obra social”, confió a este diario una fuente de confianza de Kicillof.

Sobre la carga en el sistema de la Provincia de las camas privadas ocupadas la fuente cercana al gobernador señaló que “no todas las empresas responden con la misma velocidad, pero nadie pone reparos en hacerlo” y que “ya cargaban [los datos] pero sin regularidad”, por lo que el gobierno provincial pidió que esa carga ”sea regular”.