Kicillof hizo mostrar a Berni en actividad con la Policía, como respuesta a los pedidos de cambio

Sergio Berni
Sergio Berni - Créditos: @Maximiliano Luna

LA PLATA.- El gobierno de Axel Kicillof ratificó a Sergio Berni como ministro de Seguridad, al menos por ahora. Fue con una mención al funcionario entregando patrulleros en la agenda oficial del gobierno. Berni hoy está activo y trabajando a cargo de la Policía, es el mensaje.

Pero Kicillof -que hasta ahora lo sostiene pese a las fuertes críticas de los intendentes y las diatribas de Cristina Kirchner por la inseguridad en el Gran Buenos Aires- lo mostró en el interior de la Provincia, con micrófono abierto en conferencia de prensa para que el funcionario ejerza sólo y a su distancia su defensa por la acusación de enriquecimiento ilícito.

La confirmación llegó luego de que anoche Kicillof se mostrara en una foto junto con Julio Alak, el ministro de Justicia, que sonó como eventual reemplazo de Berni. Cerca del titular de Justicia -que tiene a cargo el Servicio Penitenciario bonaerense- se negó que esa foto sea un anticipo de una nueva función en el gabinete.

Mientras tanto Berni recorrió hoy las localidades de Azul y Nueve de Julio. Entregó 16 patrulleros en la primera ciudad y 23 patrulleros en la segunda. Además brindó una conferencia de prensa. Dijo que no se va. Y respondió a las críticas que pesan sobre su gestión.

Son rumores”, minimizó. “Los rumores nadie puede luchar contra algo que no se ve. Son operaciones políticas. Algunas bien intencionadas y otras mal intencionadas. Lo concreto es que estamos acá, trabajando con el gobernador hasta anoche para el operativo sol”, destacó.

No se quedó allí. Respondió a las críticas por la inseguridad, en particular a los intendentes.

“Esta construcción de seguridad es multi agencial, multi disciplinaria. Nosotros tenemos un gran problema con la justicia. La justicia está sobrepasada también. Estoy seguro de que así como nosotros planteamos una reforma policial la justicia se plantea una reforma judicial. Estamos hablando de respuestas eficientes alado de cada uno de los vecinos” dijo.

El ministro de seguridad se refirió también a la denuncia judicial presentada por enriquecimiento ilícito: “He sido blanco de una operación de prensa. No es la primera vez. Ya me lo hicieron en 2015. Bienvenido el adelantamiento del año electoral. Yo soy un actor de la política”, definió.

“En este país donde ensuciar es gratis hacen este tipo de denuncias- se quejó-. En 2015 me hicieron exactamente lo mismo. Por lo tanto la Corte Suprema y su Tribunal donde están los peritos más exigentes del país durante cuatro años estudiaron mi patrimonio y me sobreseyeron. Voy a hacer lo mismo: me voy a presentar en la justicia peritarán mi patrimonio. Todo mi patrimonio -a diferencia de muchos- está a la vista”.

Está previsto que el ministro de Seguridad la próxima semana lance el Operativo Sol del verano. “Tenemos un operativo Sol que va a ser récord”, vaticinó el funcionario. Y deslizó que anoche estuvo trabajando “hasta muy tarde con el Gobernador”.

Mientras Berni se posicionó como un funcionario en uso pleno de sus atribuciones y como soldado ahora de Axel Kicillof: “Por primera vez hay un gobernador que ordenó que ingresen todos los que quieren hacerlo. Esto es histórico. Habrá 6.500 entre diciembre y marzo”, dijo al mostrarse activo y en gestión de mando.

Sergio Berni y Axel Kicillof
Sergio Berni y Axel Kicillof

El gobierno de Kicillof en tanto tomó distancia de quienes interpretaron el discurso de Cristina en el estadio Diego Maradona como un pedido para que el exsoldado se aparte de su puesto. “Por el momento ninguna novedad”, dijeron en la Casa de Gobierno de La Plata.

“Cristina no exigió que Berni se vaya. Si fuera así, ya no estaría en el cargo. Fíjense que tras la derrota de las PASO hizo volar a Kiciilof al sur para pedir el reemplazo de Carlos Bianco por Martín Insaurralde en menos de 48 horas -dijo una persona de confianza del gobernador y de la vicepresidenta-. Pero sí está pidiendo un cambio de formato”, interpretó la fuente que participó el jueves a la noche de un mítin político en la residencia de La Plata.

Cristina Kirchner convocó en La Plata un pacto democrático sobre políticas de seguridad. donde dijo “Los argentinos debemos incorporar al debate democrático el tema de la seguridad. Hay que terminar con debates absurdos. Porque la democracia tiene una deuda en materia de seguridad. Ningún partido político lo ha podido solucionar. Por favor terminemos con ese debate berreta de los manos dura, los garantistas. Muy cínico y mentiroso”.

Luego se refirió al crimen de Lucas González, cometido por policías de la ciudad de Buenos Aires: “Podrían haber sido policía de la provincia. Pudo haber sido cualquier lado”, dijo en lo que se leyó como una crítica a Berni.

Axel Kicillof y Julio Alak
Axel Kicillof y Julio Alak - Créditos: @PBA

“La seguridad, los vecinos de los grandes centros urbanos la sufren todos los días. Es demasiado grave el problema. Es demasiado grave la irrupción del narcotráfico. La desigualdad. Pero con la desigualdad sola explicamos la inseguridad. Tampoco con el gatillo fácil. Porque una de las cosas que tenemos que coincidir los partidos políticos de la democracia es que hay un fenómeno de autonomización de las fuerzas de seguridad. De la decisión y el poder político. El gran acuerdo que debe haber entre todos los partidos políticos es -además de un proyecto de seguridad- es que las fuerzas de seguridad respondan nuevamente a las autoridades civiles”, dijo la vicepresidenta.

Luego de criticar a las policías de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires criticó también a la actual conducción de la gendarmería nacional a cargo del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, único ministro que apoya en público la re elección del presidente Alberto Fernández.

“Nosotros cuando estuvimos en el gobierno desplegamos miles de gendarmes en el conurbano bonaerense en el operativo centinela. La gente lo pedía porque tenía más confianza. Esto todavía no sé porque no podemos volver a hacer lo mismo. Desplegar miles de gendarmes aquí en el conurbano en lugar de tenerlos en la Patagonia nadie sabe haciendo qué. Me parece que es hora de tener una mirada hacia los lugares que están sufriendo”, criticó Fernández de Kirchner ayer en ejercicio de la Presidencia mientras habló.