Axel Kicillof mejoró la oferta nacional y los docentes analizan la nueva propuesta en asambleas

María José Lucesole

LA PLATA.- El gobierno provincial de Axel Kicillof mejoró la oferta salarial fijada en la paritaria nacional: propuso un mínimo más alto para el maestro inicial: $29.000 en marzo y $31.059 en junio. Ofreció, además, una cláusula de garantía que se activará en caso de que la inflación supere el aumento.

Con ese ofrecimiento, el incremento del sueldo inicial en la provincia de Buenos Aires, que hoy es de $26.623, llegaría al 16,6% en junio.

La propuesta trascendió de fuentes cercanas a los gremios docentes, al término de la mesa paritaria del Ministerio de Trabajo. Fue puesta a consideración de las bases, en asambleas gremiales, antes de aceptar o rechazar el acuerdo.

Ayer por la tarde se desarrollaron asambleas en el interior de los cinco sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente, que continuarán hoy. Se estima que la oferta del gobierno provincial puede tener aceptación, ya que no fue rechazada de plano, tal como sucedió con la primera propuesta presentada en la mesa técnica salarial.

"Mañana [por hoy], el congreso extraordinario de la FEB definirá a partir de las asambleas distritales si comienzan o no las clases este lunes", dijo la Federación de Educadores Bonaerenses en un comunicado difundido después del mediodía.

"A priori, consideramos que puede ser aceptable tomar esta propuesta y retomar la negociación en julio", dijo en reserva un dirigente de otro sindicato que compone la mesa de negociación.

"El gobierno de Kicillof formalizó una oferta salarial y será puesta a consideración de los docentes", se informó en Suteba, el gremio conducido por Roberto Baradel. "Hay asambleas distritales", se agregó.

Las asambleas analizaban la situación de la paritaria provincial y nacional. Se espera que esta mañana se reúna un plenario de secretarios generales del gremio, con el fin de acercar hoy, tras días antes del comienzo de clases, una respuesta al gobierno.

"Lanzamos consultas y mañana [por hoy] iremos viendo los resultados", se dijo en AMET (docentes de enseñanza técnica).

Clima de diálogo

"La propuesta, que contempla una suba en marzo y otra en junio, se transmitió en un clima de diálogo y negociación constructiva con los gremios docentes", reveló una fuente gubernamental. Explicó que la provincia aporta "un aumento de calidad, con sumas incorporadas al básico, de manera tal que la mejora de bolsillo alcanza el 8,9% para marzo y totaliza con un 16,6% en junio para el maestro de grado inicial".

Para un maestro con máxima antigüedad y de jornada simple, en marzo el salario ascenderá a $39.117 y a $ 42.003, en junio.

El Estado provincial asume el compromiso de reabrir la paritaria en junio para que el salario docente no pierda poder adquisitivo.

Los sindicatos confirmaron que la oferta comprende un aumento en dos etapas: marzo y junio.

El sueldo básico de un maestro de grado -inicial- pasará de $11.821 a $12.767 en marzo y $13.772, en junio. A esos montos hay que sumar otras sumas que no componen el haber básico.

El módulo para profesores de bolsillo pasaría de $1971 a $2175, en marzo, y $2346, a partir de junio.

El sueldo de bolsillo para un maestro con 24 años de antigüedad pasaría de $35.960 a $39.117 en marzo y a $40.003, en junio.

La expectativa oficial

El gobierno bonaerense espera que los gremios acepten e inicien las clases el lunes.

Kicillof tiene previsto recorrer hoy las obras de las escuelas, antes del inicio de las clases del ciclo inicial y primario. Descuenta que se llegará a un acuerdo que permita comenzar con normalidad el año escolar.

Pero no todos los gremios se mostraron decididos a aceptar. La FEB -el segundo sindicato en cantidad de afiliados- afirmó que analizará si comenzarán o no las clases.

La misma organización ya había considerado "inaceptable" que se demore hasta el 12 de marzo el pago de una deuda pendiente, correspondiente a los ajustes por inflación de diciembre y el medio sueldo anual complementario.

Los sindicatos esperan que el gobierno exhiba buena voluntad y deposite antes del inicio de clases esa cifra, que es un mínimo de $4000 por cada maestro.

El gobierno bonaerense informó a los gremios que no dispone del dinero, pero dejó sin efecto una resolución de María Eugenia Vidal que dejaba fuera del servicio a los maestros sin título habilitante en regla, a partir de febrero, lo que se interpretó como una señal a los gremios.

Se trata de, al menos, unos 7000 maestros, sobre un universo de más de 360.000 docentes que enseñan en este territorio.