Kicillof, Manzur, De Pedro e Insaurralde, en un cumpleaños muy político en pleno Conurbano

·2  min de lectura
ENTREVISTA CON EL MINISTRO DE SEGURIDAD DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES ALEJANDRO GRANADOS.
Santiago Hafford

No fue una reunión de urgencia ni marcada por la recurrente tensión política argentina, sino más todo lo contrario. En un tono distendido, funcionarios nacionales, provinciales y municipales se dieron cita anoche en un clásico restaurante del Conurbano bonaerense para homenajear al dueño del lugar, en su cumpleaños 70, en un festejo que hizo recordar a los que patentó el menemismo en la década del ´90 del siglo pasado.

Según pudo saber LA NACION, el encuentro tuvo lugar en el restaurante El Mangrullo, ubicado en el límite de Ezeiza con La Matanza, hasta donde llegaron el gobernador Axel Kicillof; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; su colega bonaerense, Martín Insaurralde; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y el intendente de José C. Paz, Mario Ishii. Todos ellos se acercaron a agasajar a Alejandro Granados, el jefe político de Ezeiza.

De acuerdo a las fuentes consultadas, la fiesta tuvo dos particularidades: se hizo cuatro meses después de la fecha de nacimiento de Granados -el 18 de julio- porque en aquel momento los cumpleaños estaban prohibidos por la pandemia de coronavirus; y se tuvo en cuenta que el “sheriff” -como se lo apoda desde su paso por el Ministerio de Seguridad bonaerense- considera que el 18 es su “número de la suerte”.

Kicillof, Manzur, De Pedro e Insaurralde, en un cumpleaños muy político en pleno Conurbano

Granados es el jefe político histórico de Ezeiza -gobernó el distrito del sur del Conurbano desde su creación en 1991- y con este festejo rememoró los que solía organizar en aquella década para el expresidente Carlos Menem y sus funcionarios, también en El Mangrullo, que desde entonces se convirtió en una referencia para reuniones del peronismo bonaerense. Ayer estuvo acompañado por su esposa, Dulce Granados.

Cristina Kirchner se muestra con Alejandro Granados por primera vez, tras su ascenso a Seguridad
Cristina Kirchner se muestra con Alejandro Granados por primera vez, tras su ascenso a Seguridad


Cristina Kirchner tuvo una buena relación con Dulce Granados, la mujer del "sheriff".

También fueron de la partida Gastón Granados, actual intendente de Ezeiza, y el exvocero presidencial Juan Pablo Biondi, hombre de confianza de la familia. A tal punto, que antes de acompañar a Alberto Fernández en la Presidencia de la Nación, había sido vocero de Granados cuando encabezó la Policía bonaerense, en el último tramo de la Gobernación de Daniel Scioli, antes de ser sucedido por María Eugenia Vidal en 2015.

Al cumplir 70 años, algunas fuentes estimaron que el “sheriff” está a punto de retirarse, mientras que otras lo postulan para suceder a Sergio Berni en la Provincia si es que Kicillof -que anoche estuvo en El Mangrullo- no logra convencer al coronel de que siga al frente de la cartera de Seguridad. Como sea, el poder de convocatoria de Granados volvió a quedar demostrado y su vocación por las fiestas peronistas también.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.