Khrystyana lucha por dignificar a mujeres de talla grande

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 19 (EL UNIVERSAL).- Khrystyana, una playmate ucraniana, dijo que le tomó años aceptar finalmente su figura, y ahora quiere animar a otras mujeres a aceptarse a sí mismas, sin importar su tamaño y peso.

La modelo afirmó que "cualquier mujer por encima de la talla 4 se consideraba, en Ucrania, alguien con sobrepeso, eras una mujer gorda".

Tras una lucha infructuosa por encajar en su país, decidió mudarse a Estados Unidos, donde fue descubierta por una agencia de modelos.

"Viví en Rusia hasta los siete años antes de mudarme a Ucrania. Pero sí, tienen sus propios estándares de belleza. Es realmente difícil para las personas en Estados Unidos entender que un tamaño 4 podría considerarse cuestionable. ¿Y cuando tienes 15-16 años y talla 4? La gente ya empieza a llamarte gordo", dice Khrystyana, quien fue portada de noviembre en "Playboy Europa".

Además de ser modelo, también es una activista positiva por el cuerpo. "No quiero que otra chica pase por ese dolor. Describiría mi experiencia como un tatuaje desagradable. Se ha quedado conmigo, pero también es un recordatorio de que este es mi cuerpo y estoy orgulloso de él".

La modelo además ofrece pláticas en algunas universidades de EU en cuestión de bulimia y anorexia.