Kevin Costner: de furtivos romances con actrices y supermodelos a la mujer que le cambió la vida

Paola Florio
·7  min de lectura

A sus 66 años, Kevin Costner sigue siendo uno de los actores maduros más atractivos de Hollywood. Su mirada penetrante y ese porte que le da su 1.85 metros de estatura, lo convierten en un galán atemporal que sigue arrancando suspiros a pesar del paso del tiempo.

Y si bien este actor multifacético sigue sorprendiendo con roles en la pantalla grande, también reparte sus días entre la música (tiene una banda de música country llamada Kevin Costner and Modern West), la administración de un parque temático y de una empresa tecnoecológica.

Padre de siete hijos, con dos matrimonios en su haber y varios romances clandestinos, el protagonista de ‘El Guardaespaldas’ es conocido por su mote de mujeriego y su largo historial amoroso. Sin embargo, todo haberse tranquilizado desde que está en pareja con la diseñadora Christine Baumgartner, la mujer que parece haber llegado para hacerlo sentar cabeza de manera definitiva.

Si bien el actor es reconocido por su huella en la industria cinematográfica, en su juventud era un gran deportista. Mientras repartía su tiempo entre el béisbol, el baloncesto, el fútbol americano y el piragüismo (construyó su propia canoa y remontó el río Misuri con tan sólo 18 años), Costner estudiaba en la Universidad Estatal de California la carrera de Administración de Empresas y Marketing. Fue allí donde conoció a su primera esposa, Cindy Silva, con la cual contrajo matrimonio en el año 1978.

LEER | Revelan grabaciones y fotos de la tormentosa relación de Johnny Depp y Amber Heard

Una vez graduado, el joven consiguió un empleo como director de marketing en una empresa, sin embargo ese trabajo solo le duró un mes. Mientras regresaba de su luna de miel en Puerto Vallarta, coincidió en un avión con el gran actor británico Richard Burton. Aunque éste había comprado todos los asientos de primera clase para viajar solo y sin que nadie lo moleste, Costner logró acercarse y, debido a su gran admiración, le confesó que siempre había querido ser actor. "Para ser felices debemos luchar por nuestros sueños", fue la respuesta de la estrella de Cleopatra que lo incentivó a cambiar el rumbo de su vida.

Ya instalado en Hollywood, y mientras probaba suerte en cuanto casting aparecía, trabajó como camionero, pescador y guía de turismo. Si bien su primera oportunidad en cine le llegó en 1981 con Shadows Run Black, su gran reconocimiento fue en 1987 cuando, tras descartar a Jack Nicholson, Michel Douglas, Harrison Ford y Mel Gibson (que prefirió protagonizar Arma mortal) fue elegido para encarnar a Eliot Ness en ‘Los Intocables’. Luego, siguieron ‘Danza con lobos’ (1990), ‘Robin Hood’ (1991) y ‘JFK’ (1991).

Sin embargo, su gran éxito mundial fue cuando protegió a una estrella de la música en la película ‘El Guardaespaldas’. La gran química con Whitney Houston, su coprotagonista, fue tal que muchos criticaron la veracidad de sus apasionados besos. Cuando la cantante falleció en 2012, Costner asistió a su funeral y sus palabras conmovieron a todos los presentes: "Sequemos nuestras lágrimas y recordemos el dulce milagro de Whitney. Si puedes escucharme, no es que fueras lo suficientemente buena. Eras la mejor", confesó su compañero mirando al cielo.

Mientras que muchos consideran que las segundas partes nunca son buenas, la idea de una secuela de esta película era casi un hecho. La princesa Diana de Gales había sido la elegida para protagonizarla, lo cual significaba un gran atractivo para la industria cinematográfica. Sin embargo, su fallecimiento en un accidente de tránsito el 31 de agosto de 1997 truncó esta posibilidad en la que el guardaespaldas Frank Farmer iba a protegerla hasta el punto de enamorarla.

"Al estudio le gustó la idea de hacer ‘El guardaespaldas 2’ con Lady Di como protagonista", le comentó el galán al programa People TV en su momento. Tras manifestar que la princesa Diana había aceptado ser parte del proyecto, el actor reveló una divertida charla que tuvo con ella por teléfono. "Recuerdo que fue increíblemente dulce cuando hacía las preguntas. Ella dijo: '¿Vamos a tener una escena de besos?' Pero lo dijo de una manera muy respetuosa. Estaba un poco nerviosa porque creo que su vida estaba muy controlada en ese momento. Y dije: 'Sí, va a haber un poco de eso, pero ya lo negociaremos bien'", confesó con una sonrisa.

LEER | El especial de 'Friends' ya se grabó, así lo confirma uno de sus protagonistas

Si bien su mujer Cindy Silva fue un gran pilar en su crecimiento artístico, sus continuas infidelidades terminaron por destruir la pareja.

Los rumores de romances con Naomi Campbell, Michelle Pfeiffer, Halle Berry, Courtney Cox, Mira Sorvino y Peggy Trentini, entre otras famosas, hicieron que, luego de 15 años de matrimonio y con tres hijos en común (Anne, Lily y Joseph), Cindy le pidiera el divorcio en 1994. Al parecer, la gota que rebalsó el vaso fue cuando ésta encontró a su marido en la cama con una bailarina hawaiana durante el rodaje de ‘Waterworld’. La separación fue tan dolorosa y costosa (Costner tuvo que pagarle 80 millones de dólares, la mitad de su fortuna) que el actor juró no volver a casarse nunca más.

Durante los años posteriores, Kevin sólo tuvo fracasos de taquilla y relaciones fugaces con varias mujeres. Uno de los nombres que trascendió por aquel entonces fue el de la modelo australiana Elle Macpherson, con la que hasta llegó a convivir un tiempo en 1996. También Carla Bruni, actual esposa del exmandatario francés Nicolás Sarkozy, figura como una de sus grandes admiradoras que llegó a intimar con el artista. Por esa época, mantuvo un breve amorío con la periodista Bridget Rooney, fruto del cual nació su cuarto hijo, Liam.

Sin embargo, todo cambió cuando el actor conoció a su actual esposa, la modelo y diseñadora Christine Baumgartner.

Si bien en un principio la pareja parecía no tener mucho futuro y los 20 años de diferencia parecía ser un obstáculo insalvable entre ellos, con el tiempo pudieron limar asperezas y encontrar un camino juntos. "Ella me dijo: 'Te voy a esperar, pero no mucho. Cuando recobres el sentido, vuelve a mí'. Y lo hice", contó el actor, confirmando una breve separación que lo hizo reflexionar.

Tras manifestar en varias ocasiones su intención de casarse con Christine ("Ella es preciosa, tiene un gran corazón y es un ejemplo perfecto para mis hijas"), la pareja dio el sí en más de una oportunidad. La primera fue en 2001, en un viaje a la Toscana, donde tras un impulso se casaron en una pequeña iglesia. Como la boda no tenía validez en Estados Unidos, la pareja decidió repetir la experiencia en su país. Fue así como en 2004, Christine y Kevin intercambiaron votos en una romántica boda en Aspen, donde el flamante marido es dueño de un campo. Las 65 hectáreas fueron el escenario perfecto para albergar a más de 500 invitados, entre los cuales se encontraban Bruce Willis y el director Oliver Stone. El festejo -que duró tres días- incluyó, actividades de pesca, cabalgatas y hasta un paseo por el lago después de la atípica ceremonia.

Kevin Costner married his girlfriend of 5 years, Christine Baumgartner at their Aspen, Colorado ranch on September 25, 2004 (Photo by WireImage House/WireImage)
(Photo by WireImage House/WireImage)

Enseguida, la familia se agrandó con la llegada de Cayden (de 12 años), Hayes (de 11) y Grace (de 9), los tres hijos del matrimonio. Tras reconocer sus errores del pasado, el actor se alejó de las infidelidades y puso en práctica su fórmula para vivir un matrimonio feliz: "Tal vez, es la capacidad de pedir perdón. Si estás dispuesto a decirle a alguien que lo amás, ¿también estás dispuesto a pedirle perdón? Necesitas hacerlo, incluso en ocasiones en las que crees estar en lo correcto", comentó en un medio estadounidense.

Actualmente, el artista y empresario reparte sus días entre su familia, el arte y sus emprendimientos. Preocupado por el planeta, Costner creó la empresa Water Planet Engineering que desarrolla maquinaria para separar el petróleo del agua. A su vez, es el dueño de ‘Tatanka’, un parque temático en Dakota del Sur que inauguró en 2004. Pero eso no es todo. Mientras se encuentra fuera de los sets, el cantante sale de gira con su banda de música country, Kevin Costner and Modern West, actividad que volvió a retomar a sus 50 años. "Christine sabe que las personas son mejores cuando son felices de verdad, y ella sabía que yo necesitaba la música. Me animó a volver en serio, sin pedir nada a cambio. Se lo agradezco. Cuando te dan de manera generosa, tú siempre das más, ese es nuestro pacto", confesó revelando la fórmula de su felicidad.