Kerry dice que la tecnología es clave para afrontar los huracanes en el Caribe

·3  min de lectura

Nueva York, 25 may (EFE).- El enviado especial de Estados Unidos para el clima, John Kerry, insistió este martes en la importancia de la tecnología y la ayuda económica para los países del Caribe con el objetivo de mejorar su preparación y su resiliencia ante los huracanes, cuya temporada está a punto de comenzar.

"Hay un gran número de países desarrollados que pueden proveer tecnología, recursos humanos y capacidad para el desarrollo. Además se lo debemos a esas islas estado que están sufriendo por las prácticas que nos han hecho sanos y ricos", dijo Kerry en una charla organizada por la Fundación Clinton sobre la preparación de los países del Caribe ante las catástrofes naturales.

Para el exsecretario de Estado, que recordó que los países desarrollados son los responsables de las tres cuartas partes de las emisiones de CO2, con la tecnología necesaria se puede convertir a los estados caribeños en "laboratorios" para el resto del mundo sobre sostenibilidad, independencia energética, resiliencia y adaptación.

"Estos estados islas están hambrientos por hacerlo y listos para trabajar con nosotros", subrayó Kerry, que lamentó que los países donantes todavía no han aportado los 100.000 millones de dólares que se comprometieron a pagar a partir de 2020 durante la firma de los Acuerdos del Clima de París.

"Odio decir esto, pero esos 100.000 millones nunca se han alcanzado. Hasta ahora son 81.000 millones y se necesita lograr el resto antes de (la Cumbre del Clima de) Glasgow", prevista para el próximo noviembre, agregó.

Por su parte, el asesor especial de la Secretaría General de Naciones Unidas sobre Acción Climática, Selwin Hart, aseguró que los países del Caribe afrontan una "triple crisis": sanitaria, económica y climática.

"Como consecuencia de la covid-19, las economías, especialmente la de las economías dependientes del turismo, se han reducido hasta en un 10 %", aseguró Hart.

"En segundo lugar, como resultado de la crisis de la covid-19, los niveles de deuda están en cifras récord y, por lo tanto, los presupuestos nacionales están bajo una enorme presión, y nuestra región también enfrenta la crisis climática", dijo el experto, antes de hacer hincapié en que "muchas naciones del Caribe se encuentran entre los 25 países más vulnerables".

El representante de la ONU también apuntó que los países del Caribe "tienen siete veces más probabilidades de ser golpeados por un desastre natural" que el resto de naciones, y cuando esto ocurre, es posible que "el daño promedio sea seis veces mayor que el daño en un estado más grande".

Además, recordó que en los últimos cinco años ha habido al menos un huracán de categoría 5 cada año durante la temporada de huracanes del Atlántico.

"Esto no tiene precedentes y ese año promete ser aún más perturbador", dijo.

Sin embargo, Hart destacó que las reducidas dimensiones de estos países les permite ser "ágiles en términos de desarrollo e implementación de políticas" y, además, el coste de las inversiones comparado con estados más grandes "es minúsculo".

"Por eso, creo que estas dos ventajas pueden usarse para convencer a algunos de nuestros socios internacionales y ONG para que trabajen en esta parte del mundo. Es una gran crisis, pero también una tremenda oportunidad", zanjó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.