Keiko Fujimori quiere ser presidenta para "salvar a los peruanos de la muerte y del hambre"

Luis Jaime CISNEROS
·4  min de lectura

"Mi intención es salvar a los peruanos de la muerte y del hambre" de la pandemia, dice a la AFP la candidata Keiko Fujimori, quien postula por tercera vez a la presidencia de Perú para seguir los pasos de su padre, el expresidente Alberto Fujimori.

Luego de 16 meses en prisión preventiva, hasta mayo de 2020, la otrora belicosa líder opositora regresó a la arena política con un tono moderado y conciliador.

Keiko Fujimori lidera el fujimorismo, una exitosa amalgama populista de conservadurismo moral y economía neoliberal que su padre dejó como herencia en 2000 tras llegar al poder en 1990 derrotando al favorito Mario Vargas Llosa.

Entre los 18 aspirantes a las elecciones presidenciales del 11 de abril, la candidatura de Keiko fluctúa entre el tercer y cuarto lugar en los sondeos, con un 8% de intención de voto en lo que será una elección reñida: los indecisos bordean el 30% y ningún candidato supera el 15%.

A sus 45 años, casada y madre de dos hijas, Keiko corre con una pesada piedra en el zapato: una acusación por recibir presuntamente dinero ilegal de la constructora brasileña Odebrecht para financiar sus campañas de 2011 y 2016, según la Fiscalía. Ella lo niega.

Recibe a la AFP en la sala de su departamento en el distrito residencial de Surco, al este de Lima.

- Salvar a Perú -

Pregunta (P): Usted arrastra dos derrotas, ¿por qué insiste en ser presidenta, qué razón tendrían los peruanos para elegirla?

Respuesta (R): Mi intención es salvar a los peruanos de la muerte y del hambre que está pasando en nuestro país. Ese propósito me he trazado. Vamos a trabajar por recuperar la vida y la economía.

La tragedia sanitaria y económica me hace recordar los años del terrorismo y crisis económica, es una situación muy dramática y (en los años noventa) el fujimorismo ha demostrado tener la capacidad para poder sacar adelante a nuestro país en momentos tan difíciles.

Millones de familias están pasando hambre y se organizan a través de ollas comunes. La situación es muy dramática. Hay hambre y la pobreza ha aumentado.

P: Los sondeos proyectan un congreso fragmentado, lo que obligará a buscar alianzas para gobernar.

R: La búsqueda de consensos será fundamental para todos los grupos que lleguen al Parlamento, y en Fuerza Popular es fundamental tender puentes, más allá de quien llegue a la presidencia.

- Vacunar a Perú en 2021 -

P: La pandemia llevó el sistema sanitario al colapso, con más de 50.000 muertes y 1,4 millón de contagios, y una economía en recesión. ¿Cómo enfrentará esa situación?

R: Primero, el control de la pandemia: vamos a aplicar 70 mil pruebas PCR al día y construir plantas de oxígeno. Hoy la gente se muere por no tener oxígeno, eso es indignante.

Luego está la vacunación: el estado debe enfocarse en la primera línea, municipios y gobiernos regionales y la empresa privada también deben sumar esfuerzos para aplicar gratis las vacunas a sus trabajadores y familias. En esta suma de esfuerzos los peruanos van a ser vacunados en un gobierno de Fuerza Popular este año.

- Aborto y matrimonio gay -

P: ¿Despenalizaría el aborto en Perú, que tiene una de las legislaciones más restrictivas de la región en esta tema?

R: Nosotros defendemos la vida y la familia y, en el caso del aborto, he señalado que el único aborto permitido es el terapéutico, aquel que defiende la vida de la mamá (en riesgo de muerte).

P: ¿Y en caso de violación?

R: "Rechazamos esa posibilidad".

P: ¿Propondría el matrimonio entre parejas del mismo sexo?

R: Estamos (solo) a favor de la unión patrimonial, aquella que defiende patrimonios y el derecho a heredar. El matrimonio se define entre un hombre y una mujer.

- Indulto a su padre -

P: En las elecciones de 2011 y 2016 dijo que de ganar no usaría el poder para indultar a su padre, hoy de 82 años. ¿Esta vez que hará?

R: Sí, le concederé indulto, he cambiado mi posición. Después de más de 13 años de estar preso (Alberto Fujimori está encarcelado desde 2007) y haber estado yo en prisión, y haber intentado buscar la libertad de mi padre por vías legales y al no encontrar justicia, si lo haré.

Keiko debe en gran medida su liderazgo a la popularidad de su padre, el expresidente de ancestros japoneses que fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por corrupción y crímenes contra la humanidad bajo su gobierno (1990-2000).

A pesar de su condena, muchos peruanos admiran a Alberto Fujimori porque derrotó a las guerrillas maoístas y detuvo la hiperinflación heredada del expresidente Alan García.

ljc/pb/gma