Kazajistán cuenta con un gran historial en el boxeo, pero los cubanos también lo poseemos y honraré ese legado

Showtime

Rusos, alemanes, estadounidenses. David Morell enfrentó a gente de todas partes del mundo en sus días de peleador amateur, incluyendo a kazajos como el que le toca este 5 de noviembre que responde al nombre de Aidos Yerbossynuly, por eso no está preocupado cuando le dicen que el rival es bueno, pero tampoco lo subestima en lo más mínimo.

Morrell (7-0, 6 KOs), quien entrena en Houston a las órdenes del profesor Ronnie Shields, defenderá su título mundial de peso supermediano de la Asociación Mundial del Boxeo en su segunda presentación en Showtime contra el invicto y primer retador Aidos Yerbossynuly (16-0, 11 KO).

“(Aidos) probablemente sea el rival más duro que yo haya enfrentado hasta ahora’’, expresó Morell en conferencia de prensa.

“Él se ha medido ante rivales europeos de buen calibre, pero yo también estaré listo. No creo que él sea mi oponente más peligroso, pero no estoy por subestimarlo. Cada boxeador es peligroso y por algo llega a serlo. Ha estado peleando bien y noqueando, pero yo afronto a este desafío como a cualquier otro’’.

Quizá la mejor carta de presentación de este asiático es que viene de una impresionante victoria por nocaut sobre Lennox Allen, un veterano que llegó a la distancia con Morrell en agosto del 2020, pero fuera de eso se trata de un verdadero enigma para el choque en un evento de Premier Boxing Champions desde The Armory, en Minneápolis.

Yerbossynuly, de 30 años, se convirtió en profesional en el 2015 y logró siete nocauts en sus primeras ocho presentaciones, incluyendo dos triunfos en Estados Unidos donde ha establecido sus campamentos, especialmente en la ciudad de Las Vegas.

“Sé que Kazajistán cuenta con un gran historial como país boxístico, pero los cubanos también lo poseemos y yo tengo pensado honrar ese legado’’, agregó Morell Jr. “Yo creo que el poder de ambos será un factor más, pero no el decisivo. Habrá que ser versátil y utilizar esa potencia de forma apropiada’’.

Indudablemente, una estrella en ascenso en el deporte del boxeo, Morell ha regalado a los aficionados de Minneápolis una serie de actuaciones dominantes, porque todas sus presentaciones en The Armory han sido por nocaut, y ninguno de sus oponentes ha durado más allá del cuarto asalto.

Uno de los mejores prospectos del boxeo amateur cubano con balance de 135-2, Morrell hizo su debut profesional en el 2019 al imponerse por la vía rápida en el primer asalto, estableciéndose como uno de los hombres a tomar en cuenta dentro de la división supermediana.

La Joya de Cuba no podrá pelear el 5 de noviembre en Minneápolis debido a lesión de última hora

Nada está escrito en piedra, pero esta pelea del 5 de noviembre sería un paso más en una posible ruta a enfrentar al antillano contra David Benavídez, ex bicampeón mundial en una de las peleas mejor recibidas por los aficionados, dado el talento de ambos.

Morell Jr, sin embargo, no quiere caer en la trampa de mirar adelante.

“Yo solo me enfoco en esta pelea, no en David Benavídez ni en ningún otro boxeador’’, recalcó el muchacho nacido en Villa Clara, quien tampoco niega la posibilidad de un choque futuro. “Mi objetivo a futuro es enfrentarme a David Benavídez. ¿Él dice que nadie quiere pelear con él? Bueno, aquí estoy yo’’.