Kazajistán: al menos 16 muertos tras orden de disparar a civiles

·2  min de lectura

El saldo de las protestas en Kazajistán ha dejado “decenas de muertos” y miles de detenidos, han reportado medios y autoridades locales. Sin embargo, el presidente de Kazajistán, Kassym Jomart Tokayev, informó que hubo “16 muertos”.

Tokayev, autorizó este viernes a la policía disparar “sin previo aviso” contra la población que protesta en ese país. El gobierno rechazó cualquier negociación y un contingente de tropas rusas y de otros países aliados llegó para apoyar al gobierno y proteger edificios oficiales.

El domingo por la noche el Ministerio de Información se retractó de un comunicado divulgado horas antes en un canal oficial de la red Telegram. En este informó que “más de 164 personas murieron en todo el país por la violencia”.

Tokayev dijo que los disturbios fueron un “intento de golpe” y prometió que las tropas rusas y aliadas que apoyan al gobierno se irán “pronto”.

Testigos en Almaty, la ciudad más grande de Kazajistán, señalaron que hubo edificios gubernamentales asaltados o incendiados y saqueos generalizados. Muchos manifestantes dijeron que las protestas habían comenzado pacíficamente a principios de semana, y se volvieron violentas después de una respuesta dura del gobierno, informó The Guardian.

Un periodista local, Ardak Bukeeva, que habló con manifestantes en el centro de Almaty, dijo que los manifestantes irrumpieron en la residencia presidencial en la ciudad. También informaron que “docenas de personas habían muerto durante el asalto”.

Irina Mednikova, activista en Almaty, dijo que vio grandes charcos de sangre alrededor de la residencia presidencial con ausencia de fuerzas de seguridad.

Lee: Kazajistán: presidente ordena a la policía disparar contra manifestantes

“La residencia fue completamente incendiada. Las puertas se habían abierto con coches o tractores, todo el vidrio estaba roto y en el interior había humo y un terrible olor a quema”, dijo de acuerdo con The Guardian.

Las detenciones masivas continuaron con casi 8,000 personas arrestadas en todo el país, según cifras del Ministerio del Interior.

Además del aumento de los precios, la ira de los manifestantes también se dirigió a la corrupción endémica del país, informó AFP. También protestaron contra expresidente Nursultán Nazarbáyev, de 81 años, que gobernó antes de entregar las riendas del poder a un leal, Kassym Jomart Tokayev.

Nazarbáyev no ha aparecido públicamente desde que comenzaron los disturbios, entre rumores de que ha huido al extranjero. Su portavoz, Aydos Ukibai, dijo el sábado que el expresidente pedía a la población que apoyara al gobierno.

No te pierdas: Drones de guerra: la muerte baja del cielo

Los disturbios mortíferos en Kazajistán fueron alimentándose por un empobrecimiento continuo de la población de este país inmensamente rico en recursos naturales. “Contamos con todos los minerales incluidos en la tabla periódica de elementos, pero vivimos en la pobreza”, señaló Galiya, una manifestante en Almaty.

La semana pasada iniciaron las protestas y los brotes de violencia desde su independencia, en 1991 con la disolución de la URSS. N

También lee: 13 sucesos del mundo que no deben perderse de vista en 2022

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.