Karla García, la más joven y la primera hispana en la junta escolar de Dallas

Agencia EFE

Houston (TX), 13 feb. (EFE News).- Nacida en Dallas, de padres mexicanos, con apenas 23 años Karla García se ha convertido en la persona más joven y la primera mujer hispana que forma parte de la junta educativa del Distrito Escolar Independiente de Dallas (DISD), el segundo más grande de Texas después de Houston.

García espera que su propia historia, graduada universitaria en una familia de migrantes oriundos de Guanajuato y cuyo padre es obrero, grafique el impacto que la educación puede tener en familias de bajos ingresos.

La joven representa el distrito cuatro tras vencer en las elecciones del año pasado en segunda vuelta, con cerca del 60% de los votos, y tras apelar a una campaña basada en la afinidad de su perfil con el alumnado al que representa.

"Es lamentable que haya tomado tanto tiempo tener representación latina en la junta escolar, y aunque soy la primera, espero no ser la última”, recalcó García en entrevista con Efe.

“Mi intención siempre fue regresar al lugar donde nací y donde está mi familia”, agregó esta vecina del barrio obrero de Pleasant Grove, en el extremo sureste de Dallas.

La joven cursó la primaria y secundaria en las escuelas del distrito escolar de Dallas, donde el 70 % de su alumnado es de origen latino, pero obtuvo su licenciatura en Políticas Públicas y Negocios por la Universidad de Carolina de Norte en Chapel Hill, donde formó parte de una iniciativa hispana estudiantil que fue promovida por la Casa Blanca.

Durante su carrera electoral debió enfrentar a una contendiente en los tribunales, bajo el argumento de que no calificaba para el cargo por haber vivido en otro estado, pero logró un fallo a su favor y tras presentar pruebas como un contrato laboral adquirido antes de su regreso a Texas con el Dallas County Promise, una organización que asiste a estudiantes de bajos recursos que quieren seguir una carrera universitaria.

Cincuenta años luego de que Trinidad Garza se convirtiera en el primer hispano en integrar la junta educativa del DISD, García espera que su experiencia sirva como ejemplo a más jóvenes latinos y afroamericanos a ejercer cargos públicos.

Cuando sale de casa y camina por Pleasant Grove recuerda su propia vida en esas calles, como si se mirara en un espejo: “Cuando miro a los niños hacer sus deberes y jugar y reír mientras esperan a que llegue el autobús escolar, allí estoy yo, allí está mi cultura”, señaló.

Lo mismo siente, dijo, cuando los ve caminar largos trechos para llegar a sus respectivas escuelas, o de regreso a casa apurados, a paso ligero, porque algunos deben trabajar para ayudar con la canasta básica familiar.

García se ha propuesto llevar a cabo serios cambios en la educación inicial de su distrito, donde el índice de niños en edad preescolar sin matrícula es elevado.

Opina que mientras más temprano empiece su vida académica, el alumno estará mejor preparado para enfrentar la vida, obtener mejores empleos y estabilidad económica.

Sin embargo, reconoce que esa labor no puede concretarse si es que no cuenta con docentes calificados y comprometidos, para lo cual es necesario más apoyo económico y evitar así que no migren a otro distrito escolar "donde les pagan mejor".

En DISD, según García, el promedio de permanencia de un maestro es de 4 a 5 años y ello genera un cierto grado de ausentismo de docentes.

El próximo ciclo escolar podría ver revertido lo anterior gracias a la norma HB 3 aprobada por el Congreso estatal, que destina más fondos para la remuneración del personal docente de escuelas en zonas rurales y marginadas.

García piensa postular nuevamente al cargo, porque, asegura, que los cambios en las políticas escolares son lentos y en muchos casos toma años en implementarse y dar resultados.

“Yo sé que no son mis niños, pero sí son mis estudiantes, yo los represento y lo haré pasión y humildad, por cada padre y madre de familia que lo dejó todo por venir a este país para que sus hijos salgan adelante”, aseveró. EFE News

ap/lce

(foto)

(c) Agencia EFE