Karadima, expárroco chileno condenado por abusos, hospitalizado de urgencia

·1  min de lectura

Santiago de Chile, 3 jun (EFE).- El expárroco chileno Fernando Karadima, un influyente jesuita que por décadas abusó sexualmente de niños y adolescentes y que fue expulsado de la Iglesia, fue ingresado este jueves de urgencia en un hospital capitalino por una afección cardíaca.

El religioso ingresó en el Hospital Clínico de la Universidad Católica durante la madrugada, sin embargo, ante la ausencia de camas en el recinto hospitalario por la pandemia de la covid-19, todavía se mantiene a la espera para ser internado, según informaron medios locales.

Desde hace semanas, la ocupación en las unidades de cuidados intensivos en el país supera el 95 % por un agravamiento de la pandemia que no ha cesado desde marzo, tras las vacaciones de verano, pese a que el país ha vacunado contra la covid-19 a más del 50 % de la población con dos dosis.

El caso de Karadima, que fue expulsado del sacerdocio en 2018 tras una intervención del papa Francisco, es uno de los más emblemáticos en el país con respecto a las denuncia de abusos sexuales cometidos en el seno del Iglesia católica.

Quedó condenado por la vía canónica en 2011 a una vida de reclusión y penitencia y más de 5 años después, la Justicia chilena condenó al Arzobispado de Santiago a pagar una millonaria indemnización a sus víctimas.

Desde que el sacerdote fue denunciado en 2010, la Iglesia chilena ha recibido decenas de denuncias por abusos y recientemente la congregación de los Jesuitas de Chile reconoció que 64 personas fueron víctimas de este tipo de delitos.

Según datos de la Fiscalía, en 2019 había 166 causas abiertas por delitos sexuales por parte del clero a 248 víctimas, de las cuales 131 eran menores de edad.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.