Kamala Harris habla de la ley de aborto de la Florida en escalas en Orlando y Tampa

·4  min de lectura
Brynn Anderson AP/Miami

El Air Force Two aterrizó en Tampa el jueves por la tarde, marcando la segunda escala en la primera visita de la vicepresidenta Kamala Harris a la Florida desde abril de 2021.

La Base MacDill de la Fuerza Aérea en Tampa fue el segundo destino de Harris en una gira de dos ciudades por el centro de la Florida, que comenzó en Orlando con un evento organizado por su hermandad universitaria y una mesa redonda con legisladores de la Florida sobre derechos reproductivos.

Bajando del avión, Harris, flanqueada por la cúpula militar, cruzó la pista junto a una manada de más de una docena de periodistas locales y nacionales. Saludó a los aviadores reunidos en un hangar adyacente.

El viaje de Harris ocurrió en medio de reportes sobre la caída del apoyo del presidente Joe Biden entre los demócratas. Según una encuesta del New York Times/Siena College publicada esta semana, la mayoría de los miembros de su propio partido —64%— no quiere que Biden se postule a la reelección, lo que supone una impresionante pérdida de apoyo para un presidente en funciones.

Esas encuestas han suscitado especulaciones sobre quién podría buscar la nominación en caso de que Biden no se postule a un segundo mandato.

Harris no necesariamente sería la sucesora de Biden, a pesar de que ocupa un puesto que normalmente la ubicaría como heredera. Según una recopilación de encuestas del sitio web de análisis FiveThirtyEight, un promedio del 52.6% de los estadounidenses desaprueba a Harris, mientras que un promedio del 37.9% lo aprueban.

La líder de la minoría en el Senado de la Florida, Lauren Book, que se reunió con Harris en Orlando, dijo que es demasiado pronto para especular sobre lo que la visita a la Florida podría significar sobre las posibles ambiciones presidenciales de Harris.

En cambio, dijo que la visita puede ser una señal de que la administración de Biden está buscando hacer incursiones en estados como la Florida que tienen controvertidas restricciones o prohibiciones del aborto. Expresó su esperanza de que el apoyo de la Casa Blanca pueda dar a los demócratas de la Florida el impulso que necesitan para dar la vuelta a algunos escaños clave en la Legislatura en las elecciones de mitad de periodo.

“Creo que van a seguir centrándose en ello y espero que permitan que la Florida sea el punto central de esa batalla”, dijo Book.

Harris –la primera mujer en ocupar la vicepresidencia– es la persona adecuada para llevar el mensaje de los demócratas sobre el derecho al aborto, dijo la representante Fentrice Driskell, presidenta de la Política de Minorías de la Cámara de la Florida y próxima líder de la minoría.

“Me alegro de ver, y creo que las mujeres se alegran de ver, a la vicepresidenta Harris en el centro de atención sobre este tema porque ella es ciertamente la voz de confianza que Estados Unidos necesita”, dijo Driskell, demócrata por Tampa, que también se unió a Harris en Orlando. “Así que me alegro de ver que la administración debe pensar lo mismo, y que la están poniendo al frente y al centro”.

Durante su visita a Orlando, la vicepresidenta hizo un llamado a la prohibición del aborto a las 15 semanas en la Florida, que se ha convertido en el punto central de una batalla sobre los derechos reproductivos y de privacidad después de que la Corte Suprema de Estados Unidos anulara el caso Roe vs. Wade.

“Necesitamos dos senadores más para proteger el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo”, dijo Harris ante un grupo de 12,000 miembros de su hermandad histórica afroamericana, Alpha Kappa Alpha. “Y tenemos que elegir a personas que defiendan estos derechos en todas las votaciones, desde los fiscales de distrito hasta los fiscales generales del estado, pasando por los jefes de policía locales y los gobernadores”.

Harris también animó a su hermandad a votar por representantes que apoyen las prioridades políticas como el control de armas, el derecho al voto y los derechos reproductivos.

En Tampa, Harris recibió una sesión informativa de los dirigentes del Mando Central de Estados Unidos y del Mando de Operaciones Especiales, que tienen su sede en MacDill.

En sus comentarios antes de la sesión informativa, Harris, sentada junto a personal militar, subrayó el actual viaje de Biden a Medio Oriente e hizo hincapié en el papel de ambas unidades en el refuerzo de las asociaciones de Estados Unidos en la región, incluyendo su “relación y apoyo duraderos” a Israel.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.