Kalimba nunca tuvo Santa Claus, tuvo algo mejor

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 22 (EL UNIVERSAL).- Ahora que Kalimba es padre de dos hijos, le toca seguir una tradición navideña que le inculcó su padre y que no tiene que ver con Santa Claus dejando regalos debajo del árbol, sino algo más especial para él. "Te voy a decir la verdad, mi papá siempre me dijo: cada Navidad nos vamos a ir tú y yo a comprar algo, algo para lo que tengamos la capacidad de comprar. No se trata de si te portas bien o mal, yo cada Navidad estaré aquí para comprarte algo. Esas fueron mis navidades, yo no tuve un personaje ficticio, yo tuve un papá que me decía vamos, pero no le digas a tus primos, y yo creo de esa manera, ambas madres con mis hijos los han inculcado mucho dentro de lo de Santa Claus, y yo lo respeto mucho".

Cuando llegan estas fechas, el cantante lo que hace es respetar que a sus hijos les llegue Santa y hasta preguntarles qué les trajeron, pero él siempre se toma el tiempo de comprarles algo, como lo hacía su padre. "Yo le agradezco mucho a mis padres haberme educado hacia allá, intento ser un mediador porque no quiero crear esta ilusión, pero respeto que las madres lo lleven hacia allá. Ya tengo los regalos -son sorpresa-, pero les digo que les doy esto porque los amo, no porque se portaron bien o mal, cuando haya más dinero habrá más regalos y no dependerá de cómo se portaron".

Kalimba es uno de los invitados al concierto virtual que ofrecerá Enrique Guzmán el próximo 26 de diciembre, "Se habla español", que además contará con Erik Rubín, Yahir y Aída Cuevas. Kalimba también se prepara para la serie sobre OV7, de la que dice ya está teniendo pláticas con Oscar Schwebel, quien está llevando la batuta de esta producción. "Voy a hablar con Oscar para que me empiecen a empapar un poco de hacia dónde llevarán mi historia. Lo que sí puedo contar es que no sólo contarán lo que pasa arriba del escenario sino abajo de él. Van a conocer partes nuevas y facetas nuevas, van a conocer cosas, chismes que hemos vivido, pleitos o momentos difíciles o bonitos que eran privados y de los que ahora se enteraran. No queremos una serie de morbo, este grupo no es icónico por el talento en el escenario, sino el cariño debajo de él", comentó.