JxC sigue sin resolver su interna y el kirchnerismo espera definir la cabeza de Diputados

·4  min de lectura
Mario Negri
Captura de video

CORDOBA.- En Córdoba en la ruta final hacia la presentación de listas para las PASO -el plazo cierra el sábado- la dinámica más intensa se concentra en Juntos por el Cambio y en el Frente de Todos, en ambas alianzas esperan confirmaciones: la de Mario Negri respecto de si se postulará o no para el Senado, y la de Martín Gill, que debe resolver si lidera la lista de Diputados. Hacemos por Córdoba, el peronismo local que responde a Juan Schiaretti, mira esos movimientos para resolver quiénes acompañarán a Alejandra Vigo y Natalia de la Sota.

La carta a Rusia que revela la encrucijada del Gobierno por la falta de vacunas

El martes el presidente Alberto Fernández se reunió con Carlos Caserio -va por la reelección en el Senado- y con Gabriela Estévez, quien lo secundará en la boleta. El objetivo era avanzar en la lista para Diputados, donde la apuesta es que Gill, secretario de Obras Públicas y en uso de licencia como intendente de Villa María, sea el número uno. El encuentro terminó sin definiciones.

En un distrito adverso como es Córdoba, el kirchnerismo busca sacarle votos al schiarettismo y quiere a Gill y Adriana Nazario (exfuncionaria, exesposa de José Manuel de la Sota y ríocuartense) vayan arriba en el segmento de Diputados. Aunque Nazario no terminó bien su relación con el schiarettismo, tiene un perfil bajo y en su momento no aceptó ser candidata a Intendenta de Río Cuarto con De la Sota como gobernador.

Según fuentes del gvobierno nacional, Gill está más cerca de aceptar y vinculan esa permeabilidad a que el ministro Gabriel Katopodis se involucró en el diálogo por pedido del Presidente y de Cristina Kirchner. Si bien la vicepresidenta es muy cercana a Martín Fresneda, exsecretario de Derechos Humanos, admite que las encuestas favorecen más a Gill, quien por su actual rol tiene contacto con todos los intendentes del interior provincial.

Caserio no sólo se juega su banca en esta elección -el FDT debe salir segundo para que sea reelegido por la minoría- sino el liderazgo del kirchnerismo en la provincia, movimiento al que se sumó en la campaña de Fernández. Si pudiera decidir el ala más dura de La Cámpora, preferiría un dirigente propio para el Senado, pero el Presidente sostiene a Caserio.

Carlos Caserio
Prensa Senado


Carlos Caserio pone en juego su banca de senador por Córdoba. (Prensa Senado/)

En el caso de Juntos por el Cambio, este jueves a la mañana hubo un nuevo Zoom de la cúpula del Pro nacional. Allí la expectativa sigue concentrada en Negri, a quien ya el propio Mauricio Macri le pidió que siga en Diputados. Palabras más, palabras menos, el expresidente le pidió que siga siendo “ el mejor diputado que hay” y le reiteró que es clave para frenar los embates de los K que, insistió, “lo quieren preso”.

Negri, quien preferiría no ir a internas, insiste en que las encuestas lo favorecen y la lógica que plantea la UCR es que si en Buenos Aires Juntos por el Cambio usa los números para decidir los candidatos en el resto de los distritos debería hacer lo mismo. El radicalismo cordobés sabe que en las legislativas se juega también el 2023 y no quiere quedar rezagado en esa pelea.

La oposición reclama que el Gobierno de explicaciones en el Congreso por la carta de Cecilia Nicolini

Hay intentos de lograr una lista de unidad dentro del radicalismo; hay un principio de acuerdo entre Negri y Rodrigo de Loredo y el sector de Ramón Mestre. Para la lista de Diputados -si fueran a las Paso- barajan convocar a Héctor Baldassi, dirigente del Pro.

El Pro ofrece que la UCR ponga la cabeza de senadores y dejar a Juez en el segundo puesto ya que con un triunfo renuevan las dos bancas. Además, si Juez va al Senado, asume en su lugar en Diputados Marcos Carasso, socio político y amigo de Negri y presidente del radicalismo cordobés. La UCR no acepta la oferta del Senado y espera que “desciendan” a Gustavo Santos al tercer lugar de Diputados.

El peronismo cordobés terminará de integrar las listas en función de quiénes vayan por el kirchnerismo. Si es Gill probablemente acompañe a Vigo para el Senado el exintendente de Villa María, Eduardo Accastello, hoy ministro de Producción de Córdoba. En Diputados se sumaría Claudia Márquez, una riocuartense que termina su mandato en diciembre e Ignacio García Aresca, intendente de San Francisco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.